Dos mujeres financian los comienzos de una protectora de animales para el área de Vigo

La asociación Tu ayuda nos salva lucha por la liberación de dos caballos famélicos localizados en la ciudad y en Pazos de Borbén


vigo / la voz

Veronna de Diego y Deli Pérez tienen muchos planes para su protectora de animales, pero muy pocos recursos. «Tiramos de cartera hasta donde da», explica la primera. Ambas impulsan Tu ayuda nos salva. Llevan cerca de un año trabajando juntas, con la ayuda de algunos voluntarios como Silvia Castiñeiras. «Hay muy poca colaboración porque ya existen muchas asociaciones, pero están saturadas ». De momento trabajan para regularizar la situación de la protectora y conseguir el CIF. Hasta que la entidad no esté constituida legalmente «no podemos solicitar una parcela o unas instalaciones para abrir un refugio de animales», explica Veronna, decoradora de interiores de profesión y actualmente en situación de desempleo.

Mientras esperan por ese documento, no permanecen quietas. Se mueven por la zona, especialmente por los concellos de Vigo, Mos y Redondela (de donde es vecina Deli), buscando hogar para animales abandonados, facilitando la adopción o a través de casas de acogida como medida temporal. «Ellos abren las puertas de su casa, pero de los gastos de manutención y del veterinario nos ocupamos nosotras», asegura Veronna, a no ser que el voluntario se ofrezca a asumir los costes. «No contamos con una cantidad fija para continuar con la actividad. A veces, cuando facilitamos una adopción los nuevos dueños nos lo agradecen con sacos de pienso, material para los animales...». Los veterinarios también contribuyen a la causa atendiendo a las mascotas que Veronna y Deli llevan a las clínicas. «Nos aplazan los pagos cuando son urgencias». Además están en contacto con otras protectoras que se apoyan mutuamente y colaboran con ellas en los casos que no pueden cubrir.

Ellas mismas convierten su vivienda en hogar de perros y gatos temporalmente. «Cuando no hay casas de acogida disponibles nosotras mismas nos ocupamos», cuentala viguesa Veronna, «aunque no es fácil porque estamos todo el día de arriba para abajo con la protectora». Además, Deli trabaja como empleada de hogar. La asociación «es como un trabajo, pero durante las 24 horas del día».

Su intención es abrir un refugio de animales en la zona. No tienen decidido el emplazamiento. «Nos quedaremos en donde podamos conseguir un terreno». Lo que sí tienen previsto es solicitar ayuda al Concello de Mos y, al mismo tiempo, colaborar con esta administración en el control de las colonias callejeras de gatos, una problemática que el ayuntamiento intenta atajar a través de la esterilización.

Pero la preocupación principal de estas dos mujeres son los casos de maltrato animal. Hace meses que pelean para conseguir rescatar a dos caballos que, según ellas mismas relatan, malviven sin alimento ni agua en fincas particulares. Presentaron denuncias ante el Seprona y ambas fueron tramitadas ya por este servicio de la Guardia Civil. Veronna y Deli tienen preparado todo un dispositivo de ayuda por si finalmente consiguen que la Administración los libere.

Deli y Veronna llevaban años ocupando su tiempo libre y sus recursos en ayudar a los animales. La segunda estaba más centrada en la protección de animales exóticos, actividad con la que continúa a nivel particular, mientras que la primera ya colaboraba con otras protectoras y ofrecía su casa para la acogida de animales. «Me llamó la atención una publicación suya pidiendo ayuda desesperada para conseguir un hogar a un animal y me hice casa de acogida», explica Veronna. Desde entonces estuvieron en contacto hasta que decidieron unirse para crear una protectora en la zona que permita complementar el trabajo de las que ya funcionan.

Deli Pérez fue la que recibió el aviso sobre el estado de este caballo, situado en una finca privada en Nespereira (Pazos de Borbén). Según explica, su estado de salud es preocupante. No tiene fuente de alimentación y tampoco recibe atención veterinaria. «Se tambalea de la debilidad, come de la lama», denuncia. El équido está atado por una pata y no dispone de un techo bajo el que cobijarse. «Tenía resguardo, pero el temporal lo tiró», se lamenta Deli. La protectora lleva peleando con este caso desde el mes de enero. Lo puso en conocimiento del Seprona, que ya lo metió a la autoridad competente. «Me duele mucho saber que está sufriendo y que no puedo hacer más».

Veronna lleva un año y medio luchando para conseguir soltar a este macho, que ha bautizado como Barbie. El animal se encuentra sin agua ni alimento, en una finca privada cerrada con alambres en el barrio vigués de Lavadores. «Está en los huesos y físicamente muy deteriorado». La mujer asegura que lo poco que bebe procede del agua de la lluvia que se acumula en una carretilla vieja. Ha intentado averiguar la identidad del propietario, sin éxito. Recuerda que, hace año y medio, en ese mismo terreno se encontraban Barbie y un potro. «Estuvimos preguntando, contactando con asociaciones y por presión sacaron a los animales». Hace medio año el adulto reapareció, y no así la cría, de la que nada se sabe.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Dos mujeres financian los comienzos de una protectora de animales para el área de Vigo