Abel Caballero cree que el respaldo de Vigo a su candidatura llegará al 60 %

Elena Muñoz achaca los malos resultados del PP al «desgaste de nuestra marca»

m. otero
vigo / la voz

«Creo que el apoyo que este proyecto tiene nos va a poner en las elecciones por encima del 60 % de votantes. Decir eso es arriesgado pero yo creo firmemente en ello porque el apoyo es general en toda la ciudad. Aquí en Vigo lo percibimos todos», afirma Abel Caballero para ir más allá del 54,6 % en intención de voto que le otorga a su opción política la encuesta de Sondaxe.

El alcalde de Vigo estima que este resultado pone de relieve que el apoyo a su proyecto «es muy masivo y transversal en todas las edades, y que tiene mucho recorrido por delante». «La nota de casi un 7 [a su persona] indica que nos valoran más los votantes del PP que a su propia candidata. Este proyecto no es una cuestión personal de Abel Caballero es una cuestión de un proyecto global de la ciudad, porque si no no tiene explicación», apunta el veterano político.

Antes de destacar que el PSOE le saca 40 puntos de diferencia a la segunda fuerza, según la encuesta, _«algo que no tiene precedente en la democracia»_ Abel Caballero insistió en que sus adversarios en Vigo carecen de un proyecto local y solo «obedecen las consignas políticas de sus jefes de Santiago, algo que la ciudad castiga».

El descenso de votos que depara la encuesta para el PP de Vigo lo achaca Elena Muñoz al «contexto de especial desgaste para nuestra marca». Asegura la popular que la dimisión de Cifuentes, el conflicto catalán y la subida pendiente de las pensiones han afectado a su partido. «Los datos demoscópicos cuando son buenos nos sirven como estímulo para seguir trabajando; y cuando son manifiestamente mejorables nos sirven de estímulo doblemente para seguir encontrando la forma en la que acertar con lo que los ciudadanos esperan de nosotros», plantea la portavoz de la oposición.

A pesar de lo oscuro del panorama para los populares en Vigo, Muñoz es optimista. «Queda un año para las elecciones, y eso en política es un mundo», alega la exconselleira, quien promete «seguir trabajando para configurar un proyecto y unas propuestas realistas e ilusionantes».

Una de las claves para revertir la situación pasa por captar el voto descontento con las formas Caballero. «El alcalde está perjudicando a Vigo al exagerar una política de confrontación continua, que peca de personalismo», contraataca Muñoz. Otro hilo de esperanza lo encuentran los populares en el número de votantes indecisos. «Casi 70.000 vigueses no saben qué hacer y eso decanta cualquier elección. Estamos convencidos de que finalmente apostarán por nosotros porque quieren construir un Vigo abierto, leal y solidario», concluye la presidenta del PP en la ciudad.

Rubén Pérez, portavoz de Marea de Vigo, mostró su satisfacción por el aumento en la intención de voto que le otorga a su grupo la encuesta. Valora más ese resultado porque, según afirma, la encuesta se realizó «nos días máis duros co tema de Paula Quinteiro ou a situación de En Marea en Galicia». Rubén Pérez resalta que es la Marea de Vigo la única que aumenta en las grandes ciudades gallegas. Para este año que resta, el portavoz de Marea cree que deben centrar su acción «no ámbito municipal de Vigo, aillándonos de todos os ruídos dos espazos de unidade popular e traballar no conxunto do local». En cuanto al ascenso que vaticina la encuesta de Sondaxe a Abel Caballero, Pérez cree que es debida a una «transfusión de sangue azul procedente da dereita».

No menos satisfecho se muestra Serafín Otero, portavoz del BNG, con el regreso a la corporación olívica que señala la encuesta. «Moita xente en Vigo bota de menos ao BNG», asegura el político nacionalista. «A cidade bótanos de menos porque moitos dos proxectos que están a funcionar neste momento na cidade foron propostas do BNG», afirma Serafín Otero.

Los votantes del PP conceden un bien a la gestión del gobierno local y suspenden la estrategia de su opción política

c. punzón

El perfil político de Abel Caballero se acerca al notable en la valoración de los vigueses, y su gestión como alcalde, también. El regidor olívico merece una nota de 6,74 puntos sobre diez en su trabajo al frente del Ayuntamiento, a juicio de los encuestados por Sondaxe para La Voz de Galicia. A falta de un año para que se someta a su tercera comparecencia en unas elecciones municipales, supera incluso en 0,17 puntos la nota lograda en el ecuador del mandato.

Y si relevante resulta que los votantes del PP otorguen más nota a Caballero que a Elena Muñoz en liderazgo político, aún lo es más que los que optaron por la candidata del PP en el 2015 estimen que el trabajo del alcalde es merecedor incluso de un bien, mientras que a quienes encarnan su propia opción política solo le conceden un 4,74 en gestión y estrategia como principal partido de la oposición.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Abel Caballero cree que el respaldo de Vigo a su candidatura llegará al 60 %