El arte hay que verlo con microscopio

El Marco celebra el Día Internacional de la Luz mostrando la exclusiva colección de aparatos ópticos de los doctores vigueses Tomás Camacho y Estrella Pallas


vigo / la voz

En el Museo de Arte Contemporáneo de Vigo el arte hay que verlo con lupa. Si no, no se encuentra. Menos mal que cerca de una treintena de microscopios de los siglos XVII, XVIII y XIX forman parte de la exposición que desde ayer se puede ver en el anexo del Marco. El espacio elegido es la sala que empezó como librería y que durante un año, de abril del 2017 a abril del 2018, se había convertido en salón de la mano del artista Fran Quiroga, cuya propuesta fue la ganadora de la convocatoria Anexo. Durante ese tiempo se convirtió en espacio de socialización.

Ahora, con la programación de contenidos del Marco en manos del Concello, el recinto vuelve a albergar exposiciones. Tras la dedicada a Julio Verne, abierta hace casi un mes en la primera planta, llega La luz y la lente, que cuenta la historia del microscopio a través de una selección de piezas de la colección de los doctores vigueses Tomás Camacho y Estrella Pallas, que supera las 200 piezas.

La más importante es uno de los diez ejemplares existentes en el mundo del microscopio de Leeuwenhoek, datado en 1680, que el médico vigués compró por Ebay en el 2015 a un anticuario holandés. Ocho están en museos europeos, uno en manos de un coleccionista que pagó por él en una subasta medio millón de euros.

La pareja viguesa cedió por primera vez el aparato en el 2015 para exponerlo en París en un simposio de la Unesco, que declaró aquel año el Año de La Luz. Después ha viajado a diferentes parte del planeta: Londres, Dublín, Washington, Nueva York y Moscú. En España se mostró en exhibiciones en Santiago y Burgos. El 2018 es el primero en que el 16 de mayo se celebra el Día Internacional de la Luz y Vigo albergó la inauguración de la muestra en el marco de esta celebración.

Camacho recordó que hace tres años propuso al alcalde, Abel Caballero, la posibilidad de acercar a la ciudadanía estos aparatos y se mostró muy agradecido con la gerencia del museo «que en un mes nos recibieron y nos dieron todas las facilidades. Por nuestra parte solo pusimos una condición, que fuese de entrada gratuita».

En la apertura, Camacho recordó que desde aquel modesto aparato de 160 aumentos se llegó al electrónico que alcanza los diez millones de aumentos y cuando se creía que no se podía acercar más, la tecnología láser propició el desarrollo del nanoscopio, con el que podemos ver el átomo.

Por su parte, el regidor vigués, Abel Caballero, se mostró orgulloso de tener en Vigo piezas de tanta relevancia. «Queríamos que estuviesen en el corazón de la ciudad», afirmó.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El arte hay que verlo con microscopio