Vigo vuelve a captar extranjeros y registra empadronados de 128 países

La colonia foránea suma 16.381 personas, con portugueses y rumanos en cabeza


vigo / la voz

Dos tercios de los países de todo el mundo tienen presencia en Vigo a través de inmigrantes extranjeros dados de alta en los registros estadísticos locales. Solo 66 de los 194 estados soberanos reconocidos por la ONU carecen de nacionales en el vecindario. Y el Concello constata en el padrón municipal hasta 16.381 extranjeros con 128 nacionalidades diferentes en sus pasaportes.

La cifra supone un moderado crecimiento respecto a los registros del 2016 (449 integrantes más en la colonia foránea), pero lo fundamental es que cambia la dinámica de perdida de atracción de inmigración que Vigo venía sufriendo desde el 2011, ejercicio desde el que la presencia de extranjeros menguó hasta ahora llegando a reducirse en 1.872 personas.

El volumen actual de nacionales de otros países es idéntico al que se registraba hace diez años, siendo superior respecto al 2008 la presencia de llegados de todos los continentes, salvo en el caso de América, que suma 3.122 integrante menos que entonces. La llegada de europeos para radicarse en Vigo ha crecido en un 50 % en el último decenio y son ahora 7.825 de 38 estados diferentes. La de africanos también ha subido en un 22 % hasta llegar a 1.525 inscritos en el padrón, y la de asiáticos y de países de Oceanía se incrementó también un 51,5 %, aunque en su caso solo suman 762 vecinos.

Nacionalidades

Portugal sigue siendo el foco principal de emisión de extranjeros hacia Vigo. Son 3.207 los ciudadanos lusos afincados en la ciudad, con un componente mayoritariamente masculino: el 65,4 %. Rumanía genera la segunda colonia más extensa, con 1.769 personas y un reparto entre sexos casi parejo. Y Brasil ha pasado a ser la tercera nacionalidad más frecuente entre la inmigración exterior, con 1.332 registrados, de los que un 65,5 % son mujeres. Italia les sigue como procedencia más frecuente en el ránking (874), pero en su caso una gran parte son inmigrantes procedentes de Sudamérica nacionalizados en el país europeo haciendo valer el origen de sus antecedentes familiares europeos. Colombia (723); Venezuela (659); Senegal (589); Uruguay (542); Argentina (510); Paraguay (482), y China (471) son los que completan el listado de las nacionalidades más numerosas de cuantas tienen presencia en Vigo.

Dónde viven

El triángulo cuyos vértices forman As Travesas con la Travesía de Vigo y la avenida de Antonio Palacios concentra la mayor presencia de extranjeros de la ciudad con un 7,2 % del censo de la zona, mientras que otro 6,1 se agrupa en otro distrito del centro que abarca va desde O Berbés a Guixar y Urzaiz. As Travesas y su entorno está integrado por otro 5,2 % de residentes procedentes del extranjero y en Teis llega al 5 %.

Bembrive, Beade y Valladares constituyen el distrito con menor rastro de foráneos, al representar solo el 1,4 % de su vecindario.

Por manzanas, son sorpresivamente las formadas por la Gran Vía, Vázquez Varela, Venezuela y Paraguay las que acogen más vigueses de residencia procedentes de otros países. En concreto, entre las 912 personas que habitan en dicha cuadrícula los 45 colombianos empadronados en alguno de sus edificios, conforman la mayor colonia foránea, seguidos de 17 venezolanos y 15 dominicanos e igual número de paraguayos como principales referencias extranjeras.

Entre la calle Venezuela, Ronda de don Bosco y Joaquín Loriga se concentra la segunda mayor densidad de nacionalidades foráneas, siendo 1.403 los habitantes totales y 324 los nacidos en el exterior. Bolivianos (53 personas); brasileños (40); peruanos (36), y venezolanos (22) son las procedencias más frecuentes. La calle Julián Estévez es donde más africanos están empadronados.

Las inmediaciones de El Corte Inglés concentran la mayor densidad de inmigrantes en Vigo

O Porriño y Salceda contienen la caída demográfica del área

Vigo y los 27 municipios que la rodean no solo han aguantado demográficamente los años de la crisis, sino que en conjunto han conseguido crecer en ese último decenio. Mientras toda Galicia retrocedió desde el 2008 en 75.830 personas (-2,7 %), la zona sur de la provincia de Pontevedra creció poblacionalmente en 69.220 (un 13,7 %).

Pero el crecimiento no ha sido homogéneo, pues en 16 de los 28 concellos la evolución resulta negativa en el último decenio. Vigo presenta también esa misma dinámica descendente pese a que en el último año ha registrado un ligero repunte de 169 vecinos hasta situar el padrón ahora en 292.986, una cifra similar a la que se registraba en el año 2003.

En esos diez años Vigo ha perdido 2.717 habitantes, caída que neutralizan localidades como O Porriño, donde su censo aumentó en el mismo tiempo en 2.486 integrantes (un 14,5 % más del total que tenía en el 2008), o como el caso también de Salceda de Caselas, que creció en otros 1.079 (un 13,6 %).

Al otro lado de Vigo, Soutomaior aporta otro aumento del censo de la zona sur de 705 habitantes (el equivalente al 10,7 % de su población), siendo menores ya los crecimientos de Salvaterra, Tomiño, Mos, Moaña, Gondomar, Cangas, Baiona y Ponteareas, que por ese orden son los únicos polos que no han dejado de sumar población. En su evolución positiva tiene una incidencia determinante la crisis económica y la destrucción de empleo en Vigo y el parón urbanístico que sufre la ciudad con la suspensión de su plan de urbanismo. Los precios más bajos de la vivienda en O Porriño, Salceda, Soutomaior y Salvaterra, donde el crecimiento constructivo ha sido constante, han contribuido a que Vigo haya sufrido un a fuga sostenida de residentes, que le han acabado por separar de la meta de 300.000 habitantes que se había marcado para conseguir más fondos del Estado y mantenerse en el grupo de cabeza de las ciudades más pobladas de España.

La mayor bajada en número de vecinos se registró en Arbo, 1.166 vecinos menos en un decenio, el 30 % de su población.

La edad media de los vigueses es de 44,8 años, pero baja a 31 en la calle principal de Navia

El barrio de Navia es casi equivalente en población a las de localidades como Gondomar, Tomiño, Fene o Cambados. Cuando se ejecute su ampliación superará los 14.000 habitantes, con un alto índice de parejas jóvenes y descendientes de corta edad. Dicha situación se deja notar claramente en la radiografía de edades de los distritos y secciones en las que se divide Vigo, entre las que sobresale en índice de juventud concretamente el núcleo situado entre el cinturón de circunvalación, y las calles Padre Seixa, Ufas y Pozo do Cabalo, o lo que es lo mismo, el tramo más al sur de la calle Teixugueiras. En ese conjunto la edad media de sus vecinos se sitúa en 31 años.

Numerosos pequeños

En esa misma zona resulta el grupo de 0 a 4 años el más numeroso de entre los que no han alcanzado la mayoría de edad, al estar consignados en el padrón hasta 350 pequeños. Desde los primeros meses de vida a los 19 años hay en dicho distrito que abarca solo una parte de Navia, 815 vecinos de los 2.613 residentes en sus viviendas. Sirva de contraste indicar que solo hay 41 personas que han superado en este momento la edad de jubilación.

La edad media del conjunto de la ciudadanía viguesa es de 45,8 años, 2,2 menos que la gallega. El extremo más envejecido del municipio se encuentra en una zona de Bembrive, donde su media alcanza los 54,6 años. Solo hay en esa misma zona 45 menores de cuatro años de los 1.785 vecinos, que la componen, lo que evidencia que el envejecimiento de la población se deja notar sobre todo en as zonas interiores de Vigo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Vigo vuelve a captar extranjeros y registra empadronados de 128 países