La Audiencia Nacional asume el mayor golpe a un cártel colombiano detectado en Vigo

El juzgado vigués ya ha entregado a Madrid la documentación del caso de Los Boyacos porque se desarrolló en varias provincias

.

vigo / la voz

La Audiencia Nacional ya ha asumido la instrucción e investigación del cartel colombiano de Los Boyacos que, supuestamente, pretendía asentarse en Vigo y las Rías Baixas y vender alijos de droga sin intermediarios ni transportistas gallegos ni otros subcontratados. La banda de narcos fue desmantelada en marzo del 2017 en una operación desarrollada por el Greco en varias provincias y ciudades y que se saldó con 2.000 kilos de cocaína decomisados en un almacén secreto en tierra y 24 detenidos, incluidos dos cabecillas. El plan consistía en traer la droga directamente desde Colombia y moverla oculta en coches por toda España.

Por las ramificaciones de la red a lo largo de todo el territorio estatal, que incluía a varios talleres de reparación de coches, el asunto tenía un alcance que superaba el límite del partido judicial de Vigo e incluso de la provincia. Por este motivo, el instructor se planteó que quizás la competencia debería recaer en la Audiencia Nacional, especializada en tramitar casos complejos con ramificaciones por toda España. La respuesta del órgano judicial de Madrid fue afirmativa pues entendió que era un asunto que entraba dentro de sus funciones.

El juez de Instrucción número 4 de Vigo, Juan Carlos Carballal, le ha entregado estos días la documentación a una sala de lo penal del tribunal de Madrid, cuya jurisdicción abarca grandes procesos con ramificaciones en diversas comunidades autónomas. En este caso, hubo detenidos en la provincia de Pontevedra, A Coruña, Castilla-La Mancha, Madrid y País Vasco. Unos formaban parte del entramado y otros eran clientes.

Pisos francos en Vigo

La investigación arrancó en Vigo porque varios miembros del cartel colombiano fueron detectados en pisos francos de la ciudad. Presuntamente, estaban montando una base desde la que operar por toda Galicia para comerciar con droga por sí mismos, prescindiendo de los intermediarios locales. La red cayó cuando fue a vender varios kilos de cocaína a unos clientes de O Salnés y la policía se les echó encima. También se desmantelaron los contactos en Santiago. Nunca se reveló el novedoso método para trasladar la droga a lo largo del Atlántico pero, nuevamente, el punto elegido de entrada en la provincia de Pontevedra. Los primeros coches iban a salir a repartir la droga cuando la policía los pilló en pleno trasvase.

La presencia de Los Boyacos en Galicia levantó todas las alarmas porque este cartel estuvo muy activo en Colombia y ahora intentaba montar su propia red de transporte y distribución en España. Entre sus cómplices no había gallegos. Dos representantes de la matriz sudamericana habían viajado a Europa para coordinar el envío de la droga pero la operación resultó fallida. Actualmente, el cartel se considera desmantelado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La Audiencia Nacional asume el mayor golpe a un cártel colombiano detectado en Vigo