«Una uvi móvil mejoraría la atención a pacientes infartados en 25 minutos»

La elección entre Santiago y Vigo es, para Tato Vázquez, secundaria frente a la carencia de una ambulancia médica


vilagarcía / la voz

Las críticas del jefe de Cardiología del Complejo Hospitalario de Santiago, José Ramón González Juanatey, hacia la práctica de trasladar a los pacientes infartados a la unidad de hemodinámica de Vigo, estando Compostela más cerca de la comarca, continúan sobrevolando el Hospital do Salnés. Tato Vázquez preside la Sociedad Española de Medicina de Emergencias y Urgencias (Semes) en Galicia. Si alguien puede terciar con conocimiento de causa en esta polémica es él, como coordinador del servicio de Urgencias en el centro hospitalario radicado en Vilagarcía.

-¿Qué opina? ¿Santiago o Vigo?

-Opino que lo primero es transmitir un mensaje de tranquilidad a nuestra población. La atención a pacientes con infarto es buena o muy buena con los recursos disponibles. Se atienden en tiempo y forma de manera muy correcta.

-Pero puede mejorarse.

-Puede mejorarse, en efecto. Y todos sabemos cuál es la solución a la hora de mejorar los tiempos de atención. Semes lo refleja en el informe que en el 2016 redactamos para la Mancomunidade do Salnés por petición expresa de ellos. En él se informa de que existe una población suficiente para que O Salnés disponga de una uvi móvil, de una ambulancia medicalizada propia. Este servicio no solo mejoraría la atención a los infartos, sino también a los ictus, a los pacientes politraumatizados y a las paradas cardiorrespiratorias.

-¿De qué margen de mejora de tiempos estamos hablando?

-En el informe calculábamos de que la uvi móvil mejoraría su tiempo global entre unos 20 y 25 minutos. Estamos hablando de infartos puros y de evitar una parada intermedia en el Hospital do Salnés.

-¿Porque cuál es el protocolo que se lleva a cabo?

-El paciente se trae al Hospital do Salnés, donde lo estabilizamos y lo trasladamos, en este caso a Vigo. Para ese traslado recurrimos a la única ambulancia medicalizada que funciona en el norte de la provincia, que tiene su base en Pontevedra y, lógicamente, en ocasiones está ocupada.

-¿Qué sucede entonces?

-Tenemos que recurrir a la uvi móvil de la que disponemos para los traslados intrahospitalarios que nosotros generamos. El problema es que no tenemos un equipo médico permanente y presencial para atender esta uvi móvil, sino un equipo localizado. La uvi móvil supondría disponer de un servicio presencial, las 24 horas del día, los 365 días del año. La uvi móvil está preparada para administrar la medicación, realizar un primer electro in situ y llevar a cabo el traslado sin necesidad de esa parada intermedia. Ligado al tema del infarto, el doctor Juanatey reconoció que probablemente sea la mejor medida a implementar. Estoy convencido de que también el doctor Íñiguez [responsable de Cardiología en Vigo] compartirá este principio, porque se trata de algo puramente técnico.

-Así que volvemos al principio. ¿Santiago o Vigo?

-Como sociedad de urgencias, lo que nos preocupa es que los pacientes de O Salnés y de cualquier otra área sanitaria tengan la mejor asistencia posible. Con esa uvi móvil, si tienes el infarto en Ribadumia, probablemente te diría que Vigo. Pero si fuese en Catoira, es evidente que Santiago.

-¿Y la diferencia de tiempo?

-Desde Vilagarcía dura 35 minutos a Santiago y 7 más a Vigo. Lo esencial, insisto, es la uvi móvil.

«El doctor Juanatey reconoció que la uvi es la mejor medida; estoy seguro de que Íñiguez lo comparte»

«La atención que damos a los infartos es buena, con los recursos de los

que disponemos»

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

«Una uvi móvil mejoraría la atención a pacientes infartados en 25 minutos»