Colas de hasta tres horas en la lonja del Concello para solicitar la Pass Vigo

Afluencia masiva de vecinos de Redondela tras el fallo judicial que les favorece


vigo / la voz

La lonja del Concello parecía ayer una feria. Había colas inmensas para tramitar la obtención de la tarjeta Pass Vigo. Después de que esta se haya liberalizado por orden judicial, los vecinos que se habían quedado sin el pase, fundamentalmente de Redondela, se han lanzado en masa a conseguirlo.

Una joven redondelana, Pilar Docampo, llevaba ayer tres horas esperando a la cola cuando al mediodía fue abordada por este periódico. «Llevo desde las nueve de la mañana y he podido solo tramitar una tarjeta y ahora estoy esperando para solicitar otra porque me faltaba un papel», dijo.

Celso Campo, vecino de San Estevo de Negros, una parroquia de Redondela cercana al aeropuerto, estaba desesperado en la cola y mostraba el número de su turno: el 276. Estuvo toda la mañana esperando para sacarse la Pass Vigo. Tiene que acudir al hospital con cierta frecuencia. Antes había un autobús urbano directo hasta el Xeral y en cambio ahora tiene que tomar un Vitrasa hasta el centro de Vigo y desde allí dirigirse al Cunqueiro. Ponía de relieve que «los redondelanos llevamos quince días sin tarjeta y pagando el doble por el transporte».

Elda Pérez, de Chapela, aseguraba que «ya se sabía que no se podía discriminar por el empadronamiento y criticaba que el Concello de Vigo les hubiese dejado sin tarjeta dos semanas.

Ante la magnitud de las peticiones una empleada de Vitrasa trataba de informar a los que alineaban en la fila de los requisitos. Uno de ellos era la fotocopia del DNI para pedir la tarjeta para otras personas que no estuviesen presentes. Algunos se les había olvidado traer la fotocopia del documento y tenían que abandonar la fila para hacerla.

Entre los cientos de personas que aguardaban ante la ventanilla de la tarjeta de transporte las había de todo tipo y condición, incluso monjas de una congregación religiosa de Redondela que acudieron con sus hábitos inmaculados a informarse de las condiciones para tener la tarjeta que les abarata el transporte en autobús a Vigo para llevar a cabo cualquier gestión.

Mientras en la lonja se agolpaban los ciudadanos deseosos de tener la tarjeta Pass Vigo, en la alcaldía se seguía alimentando la controversia con la Xunta al respecto del transporte.

El regidor señaló que la ley impide poner como requisito el empadronamiento para dar la tarjeta de transporte o los bonos sociales. Pero esta ley «solo se le aplica a Vigo» y también a recalcó que en otras ciudades se exige el empadronamiento a los estudiantes, y en Vigo, no. Las ayudas a este sector suman casi 1,7 millones. Pero solo el 40 % de los 6.000 universitarios son de fuera

La conselleira de Infraestruturas, Ethel Vázquez, replicó a Caballero, que no tiene «nada que ver» la «discriminación» que a su juicio imponía con la exigencia de empadronamiento en las tarjetas del bus urbano con las bonificaciones sociales a colectivos vulnerables, que «expresamente» están «permitidas» en la legislación.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Colas de hasta tres horas en la lonja del Concello para solicitar la Pass Vigo