Vitrasa prohíbe subir al autobús a discapacitados que usan andador

Un conductor obliga a bajarse a una viguesa con cáncer que salía del médico


vigo / la voz

Irina León es una viguesa de 75 años que vive en la calle Conde de Torrecedeira. Sus problemas de espalda la obligan a caminar con ayuda de un andador desde hace siete años. Tiene una discapacidad del 66 %. Recientemente le han diagnosticado un cáncer de tiroides del que debe ser operada, por lo que sus visitas al médico se han multiplicado en los últimos días.

Vive sola y no tiene familiares que puedan ayudarla así que su único medio de transporte para cubrir largas distancias es el autobús urbano. Pero el miércoles, un conductor la obligó a bajarse. «Salía del centro de salud de la calle Rosalía de Castro y cogí el autobús de la C3 para volver a casa, en Torrecedeira, cuando estaba subiendo el conductor me dice: ‘no, no, bájese, no puede subir con andador’», relata indignada Irina. El chófer se refirió a las normas para justificar una decisión que provocó también el enfado del resto de usuarios, que afearon el gesto al conductor.

«Es la primera vez que me pasa», afirma con asombro esta viguesa que lleva siete años utilizando el transporte público con su andador sin ningún tipo de problema. Sin embargo, desde la empresa concesionaria del transporte urbano en Vigo confirman la argumentación del conductor que obligó a Irina León a regresar caminando a su casa. «No se puede subir al autobús con andador porque no tiene estabilidad», explican desde el departamento de atención al cliente de la empresa. «Es por su propia seguridad», añaden. La única forma de acceder al autocar con este elemento de apoyo es con él plegado, de modo que sus ruedas queden bloqueadas y no haya posibilidad de que se mueva y provoque una caída.

Los autobuses urbanos de Vigo están adaptados para personas con discapacidad. Admiten a usuarios con bastón, muletas o sillas de ruedas. También carritos de bebés. Pero no andadores. «Ojalá pudiera usar una silla de ruedas, pero vivo sola y no tengo a nadie que me ayude a tirar de la silla y yo no soy capaz», explica León. De hecho, para prevenir accidentes, Irina dispone de uno de los mejores modelos de andador del mercado. Está equipado con cuatro ruedas y tiene frenos, lo que le confiere más estabilidad que los convencionales. Además es la herramienta que permite a su propietaria hacer una vida normal, pues dispone de un soporte en el que Irina transporta las bolsas de la compra.

La decisión de impedir el acceso a los autobuses con este soporte la basan desde Vitrasa en las normas de la concesión del servicio. Cuestionados sobre qué norma obliga a establecer esta restricción, explican que «Vitrasa es la concesionaria de un servicio municipal», explican desde la sección de información de la empresa sin citar ninguna ley.

«Es una norma de locos, obligan a caminar al inválido», lamenta muy enfada Irina tras conocer la existencia de esta regla. «¿Cómo voy a hacer sin transporte para ir al hospital? Me cuesta mucho andar, tengo mucho dolor y uso parches de morfina», continúa angustiada su relato.

Aunque Irina lleva ya muchos años en viviendo en Vigo, la vida la ha llevado por muchos destinos. Nació en plena guerra mundial, tuvo que exiliarse a Cuba con su familia para luego pasar por diversos países de Europa. «En ninguno les hacen esto a los discapacitados», remata.

Están permitidas las sillas de ruedas o los carritos de bebé, pero no los andadores

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
19 votos
Comentarios

Vitrasa prohíbe subir al autobús a discapacitados que usan andador