El monstruo de los batidos

Begoña Rodríguez Sotelino
begoña r. sotelino VIGO / LA VOZ

VIGO CIUDAD

xoan carlos gil

El local pionero en Vigo en los «freakshakes» ofrece ahora la posibilidad de diseñarlos al gusto

01 may 2018 . Actualizado a las 00:06 h.

Si en los 80 el personaje de Triki se hizo famoso como el monstruo de las galletas, los milenials están tardando en encontrar una figura que enloquezca de alegría al devorar un batido que ya se inventó incluyendo esa denominación. El freakshake, o batido monstruoso, es una tendencia que empezó a aparecer en el 2016 en Australia y desde allí se contagió a distintos rincones del planeta. Ese mismo año llegó a Vigo. Desde entonces, esas bombas de azúcar tamaño XXL no han parado de crecer. En Vigo hay varios sitios donde encontrarlos, como The Milk Shake Factory, Helada Madrina, La Galletería Biscuits Galicia o Bali cóctel Gin. Pero Margot, la chica de ayer (Oporto, 7), fue el primer local que lo ofreció. Al frente está Margarita (Margot) Seoane, una joven emprendedora que descubrió que le apasionaba la hostelería cuando estudiaba empresariales en la Universidad de Vigo.

Margot, de padre coruñés y madre colombiana, nació en Venezuela, donde sus progenitores se conocieron al emigrar ambos. Cuando la joven tenía 15 años la familia entera regresó a Vigo, ciudad de cuyo puerto había salido el padre, Juan, rumbo a América. Una foto en la entrada le recuerda en su salsa, micro en mano, ya que era cantante en la Orquesta Maracaná, cuenta su hija.

El local era antes una coctelería y siguieron manteniendo ese apartado. «Era un campo ganado, tenía buena fama e intentamos que siguiese así. Los antiguos dueños nos guiaron», explica. Pero le añadieron su apuesta personal, las arepas y los batidos. Margot es una perfeccionista. «Me gustan las cosas bien hechas», afirma. En esas está desde el principio, mejorando una oferta que arrancó con menú del día y hoy ya es historia. La de ahora es la de un espacio donde el dulce y el salado, y una clientela intergeneracional, conviven sin problemas.