El Sergas aún se da un mes para saber por qué las cajas quirúrgicas se oxidan

Empieza a considerar que tendrá que desechar más de la mitad de los contenedores


Vigo / la voz

Han pasado ya diez días desde que los quirófanos de los hospitales públicos de Vigo empezaron a suspender operaciones por la aparición de polvo blanco en los contenedores en los que se transporta el material quirúrgico. Acabó por descubrirse que ese polvo es óxido de aluminio. Pero todavía no se sabe por qué aparece en las cajas, que tienen menos de dos años. Para descubrirlo, el Servizo Galego de Saúde tiene en marcha tres investigaciones distintas.

Una de las investigaciones la hace la suministradora de los contenedores, otra el instalador de la central de esterilización donde esos recipientes se higienizan y la tercera es independiente a esas dos, de un laboratorio externo, para desempatar. El gerente del área sanitaria, Félix Rubial, transmitió ayer en una reunión de la comisión de centro que no espera tener resultados hasta dentro de un mes o mes y medio, según fuentes sindicales.

Desde el primer momento se descartó que un germen causase el deterioro del material, pero todavía no se sabe si hay un defecto de fabricación o bien los procesos de lavado y esterilización diarios a los que se someten las cajas las estropean. Conocer el porqué es una cuestión fundamental, ya que el Sergas prevé reclamar a las empresas el coste de reponer los contenedores, si logra demostrar que o bien son defectuosos o bien falla la esterilización. La administración sanitaria está dispuesta a llegar al juzgado.

Porque necesitará comprar muchos más recipientes de los que esperaba. Entre 800 y mil, transmitió ayer el gerente en la misma reunión. Y eso es mucho dinero. Seis cifras, probablemente. En el Complejo Hospitalario Universitario de Vigo hay 1.892 contenedores. Así que se está hablando de sustituir la mitad o más de ellos. El dato ya da idea de la magnitud del problema. Va en la línea de lo que se apuntó el fin de semana pasado, el primero después de la detección del polvo blanco: se lavaron 600 contenedores de forma manual, uno por uno, y después se sometieron al proceso normal de esterilización. En 400 volvió a aparecer el mismo polvo.

El Sergas prevé que este fin de semana se terminará esa primera revisión de los contenedores uno por uno. Pero después habrá un nuevo análisis de los técnicos coordinado por el servicio de medicina preventiva, que aplica criterios muy rigurosos en cuanto a la seguridad y puede obligar a desechar todavía más cajas quirúrgicas.

El Sergas guarda con llave las estimaciones, que ya tiene, del posible coste de todo este operativo. Solo asegura que habrá presupuesto suficiente. Pero todo es más lento de lo previsto. Aún no se ha iniciado la compra de los contenedores sustitutos. Se hará por la llamada vía de urgencia, pero dados los plazos de la administración, la palabra urgencia puede hacer referencia a un período de un mes. Mientras, cada día se transporta el instrumental en bolsas a los quirófanos.

Como el análisis avanza, el Chuvi empezará a incrementar el lunes la actividad quirúrgica, aunque solo en el Meixoeiro. Se han programado peonadas de oftalmología, que ya se venían haciendo, pero también de vascular, cirugía general, traumatología, neurocirugía y mama. No son todos los servicios, todavía. Sí son el doble de quirófanos que la semana pasada (21 frente a 10 en total).

Con todo, cada día se irán planificando las operaciones de la jornada siguiente.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

El Sergas aún se da un mes para saber por qué las cajas quirúrgicas se oxidan