El Chuvi descubre que dos de cada tres contenedores quirúrgicos tienen óxido

Empieza a retirar los recipientes del material de operaciones que estaban corruptos

Imagen de archivo de una unidad de esterilización
Imagen de archivo de una unidad de esterilización

Vigo / La Voz

Las trabajadoras de la central de esterilización del Hospital Meixoeiro empezaron este fin de semana la minuciosa labor de la lavar a mano cada uno de los 1.892 contenedores que transportan el material que se utiliza en las operaciones de ese hospital y del Álvaro Cunqueiro. Ese proceso tiene el fin de higienizar cada recipiente para, después, introducirlo en el circuito normal de esterilización para comprobar cuántos estaban corruptos. De la primera remesa, la dirección del área sanitaria ha extraído una conclusión: dos contenedores de cada tres están contaminados.

La cancelación masiva de operaciones es fruto de la aparición de un polvo blanco en los recipientes que llevan a quirófano el material. Ese polvo fue identificado como óxido de aluminio, el material del que están compuestas las cajas. Se lavaron en torno a 600 contenedores durante el fin de semana y se salvaron 200. Otros 400 volvían a presentar contaminación tras higienizarlos, así que el Sergas ha decidido retirarlos y ha iniciado los trámites para comprar recipientes nuevos por vía de urgencia.

Se desconoce todavía qué puede ocurrir con el resto de recipientes. Pero hay varias cosas seguras, que también son fruto del primer análisis. Una es que existen más cajas de las que se esperaba, ya que el gerente hablaba la semana pasada de algo más de un millar.

Otra es que el proceso es más lento de lo previsto, ya que hay que lavar manualmente cada una de las cajas, algo que habitualmente se hace en un túnel de lavado, que es automático. Eso puede provocar que esta crisis se alargue más de lo que inicialmente se preveía. Porque el fin de semana se dan las mejores condiciones para hacer pruebas en la central de esterilización, toda vez que en el complejo solo hay operaciones urgentes -una decena al día- y se esteriliza menos material. Todavía quedan por tratar dos tercios de todos los contenedores, y esto tendrá que hacerse mientras los quirófanos siguen generando material sucio que hay que higienizar.

Tampoco se puede comprar contenedores por adelantado, ya que una premisa es sustituir cada contenedor por otro de características similares. Cada uno tiene un tamaño. De momento, el Chuvi cuenta con algo más de un centenar de recipientes extras, entre los comprados y los prestados. Pero si se mantiene la programación con un centenar de cirugías diarias, es difícil saber cuándo volverá la normalidad a los quirófanos de los hospitales de Vigo.

Se mantiene la suspensión de las peonadas

La dirección del Chuvi va día a día. En vista de la situación creada, no está haciendo una programación semanal de las operaciones, sino que cada día se decide a cuánta gente se va a operar al día siguiente. Se mantiene una premisa: mantener la cirugía de mañana y cancelar la de tarde, que se paga como horas extras (las peonadas) y que sirve para resolver casos menores de lista de espera. Las operaciones prioritarias, las de cáncer o cirugías cardíaca y torácica, se celebran por la mañana.

Para ayer estaban previstas 108 operaciones, la misma cifra que están programadas para hoy (71 en el Meixoeiro y 37 en el Cunqueiro). La única actividad extraordinaria que se realiza es la de oftalmología, cuyo material no se transporta en contenedores.

El alcalde de Vigo, Abel Caballero, pidió ayer que la Xunta asuma las responsabilidades políticas de este hecho que, dijo, responde a los fallos del modelo de hospital impulsado por Feijoo.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El Chuvi descubre que dos de cada tres contenedores quirúrgicos tienen óxido