Un informático vigués ayuda a evitar el robo de datos en las redes sociales

La primera asociación de blockchain de Galicia aprende a usar la nueva tecnología con la que funciona el bitcoin


vigo / la voz

El vigués Xoán González y otros dos ingenieros informáticos, Rodrigo Martínez y Daniel Cores, son mentes inquietas que estudian alternativas para navegar con mayor privacidad y evitar el supuesto robo o minería de datos personales por parte de gigantes como Facebook o Google. La solución parece venir de la tecnología de cadenas de bloques (blockchain), la misma que permite funcionar a las criptomonedas como el bitcoin o firmar contratos inteligentes.

Para estudiar esta nueva tecnología han fundado en Santiago la primera comunidad gallega, Blockchain.gal, que suma 150 asociados. Participan a través de las redes sociales y las charlas. Concurren profesionales del ámbito técnico, legal y la inversión.

«É unha comunidade que ten como obxectivo divulgar as tecnoloxías relacionadas con blockchain e o seu impacto na sociedade. A través de charlas, actividades de networking, hackathons ou congresos búscase poñer en contacto ás persoas interesadas e crear un ecosistema en Galicia», dice González.

Creen que el blockchain va a ser una tecnología fundamental en los próximos anos. «Non había en Galicia prácticamente ninguén traballando no tema nin grupos que se adicasen á súa difusión. Así que decidimos xuntar forzas diferentes persoas que, individualmente, estabamos xa traballando neste ámbito, para crear unha comunidade relevante en Galicia e gañar en visibilidade», añade.

Los temas en los que más se están centrando sus actividades son en garantizar la privacidad y la seguridad de datos y aplicaciones utilizando blockchain, casos de uso reales en la industria como la trazabilidad, aspectos legales de la cadena de bloques y las transacciones monetarias con criptomonedas. Los ataques a la privacidad en Facebook les han generado multitud de consultas: «É un tema recurrente polo que nos preguntan desde diferentes ámbitos e queremos incluílo nalgunha das próximas charlas sobre privacidade», explica el ingeniero informático vigués, siempre de acuerdo con sus dos colegas.

«O gran público coñeceu o blockchain a través da gran revalorización que tivo Bitcoin nos últimos meses, ainda que a nós o que máis nos interesa é o impacto na sociedade e na industria que pode ter unha tecnoloxía que permite establecer relacións de confianza entre descoñecidos sen necesidade dun elemento central, como por exemplo bancos centrais ou notarios», recalca.

Ven utilidad del blockchain para las empresas gallegas, por ejemplo, en la trazabilidad de productos del sector primario que ya están probando algunas empresas pesqueras, la simplificación de la cadena logística automatizando los diferentes procesos cuando se envía una mercancía a nivel internacional. Sostienen que también hay alguna empresa de logística con pilotos en marcha. Otro uso práctico es la criptomoneda a nivel financiero. «Hai diferentes empresas como PSA ou Kaleidos que xa lanzaron pilotos con esta tecnoloxía. Abanca tamén anunciou públicamente que ía poñer en marcha diferentes iniciativas relacionadas con blockchain», afirma.

El usuario controla su privacidad o la monetiza en webs de cadena de bloques

Xoán González cree que la cadena de bloques mejorará la privacidad. «Unha das aplicacións claras de blockchain é o control dos seus datos privados e públicos por parte dos particulares. Agora están en mans de Facebook, Google ou Linkedin e non parece moi intelixente ceder eses datos propios sen máis», dice. Por eso, han surgido plataformas de blockchain como Dock.io y Wibson.org en las que el usuario controla sus datos y decide si los comparte de una forma simple, los monetiza o los mantiene actualizados.

Esta novedosa tecnología consiste en una base de datos formada por cadenas de bloques diseñadas para evitar su modificación una vez que un dato ha sido publicado usando un sellado de tiempo confiable y enlazando a un bloque anterior. Elimina al intermediario, agiliza los micropagos y verifica en Internet la autenticidad de un contrato o valor real de una criptmoneda. Estos jóvenes expertos hacen un llamamiento a que la gente que quiera colaborar contacte con ellos en las redes sociales o asista a sus charlas mensuales en el coworking DoutroXeito de Santiago de Compostela. En Vigo prevén hacer alguna reunión más adelante.

Dichos ingenieros temen que haya fraudes con las ICO (emisión de nuevas criptomonedas). «Si, hai moitas ICOs que realmente non teñen un proxecto sólido ou directamente son unha fraude pero tamén son prácticas», dice González.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
24 votos
Comentarios

Un informático vigués ayuda a evitar el robo de datos en las redes sociales