La huelga ya obliga a suspender juicios en Vigo por segunda vez

Juzgados de lo penal e instrucción no calcularon que el paro iba a durar dos meses


vigo / la voz

La huelga de los funcionarios de Justicia está durando tanto que los secretarios no previeron que el paro se prolongaría hasta después de Semana Santa. La consecuencia es que algún juzgado de lo penal que suspendió vistas en febrero con motivo de las movilizaciones las aplazó a marzo y abril y, ahora, tiene que retrasarlas por segunda vez a causa de la continuación del paro, que cumplirá los dos meses el sábado. En su momento, consideraron que buscar una nueva fecha en la agenda 60 días después era algo razonable pero se quedaron cortos ante la crudeza de las negociaciones en este conflicto salarial y de condiciones laborales.

El problema de la agenda también afecta a los juzgados de instrucción, en cuyas salas estudian delitos leves. Uno de estos tribunales tenía programado celebrar este jueves el primer juicio que aplazó en febrero por la huelga pero el personal tuvo que telefonear ayer a los abogados y litigantes para comunicarles que la vista se vuelve a retrasar.

Ante la incertidumbre, algunos letrados judiciales han sondeado a los sindicalistas para calcular la fecha de la solución al conflicto y así afinar más al fijar día para las vistas que están aplazando por segunda vez. Las estimaciones más optimistas prevén el fin de la huelga en una o dos semanas. Todo apunta a que el acuerdo está a punto de caramelo y se cerrará con una subida salarial cercana a los 150 euros. Esta es la misma cifra que hace un mes algunos observadores calcularon como el término medio entre la oferta de la Xunta y la demanda de los sindicatos.

En caso de continuar la huelga, incluso podrían verse amenazadas las vistas de despido que fueron aplazadas en febrero por la huelga. Eran vistas que no encajaban dentro de los servicios mínimos porque el objeto del litigio no afectaba a derechos fundamentales del trabajador ni intervenía la Fiscalía. Algunos jueces colocaron este tipo de vistas en mayo por cuestión de plazos y para darles máxima prioridad pensando que, a esas alturas de año, ya habría terminado el paro. Ayer mismo una testigo se desmayó tras suspenderse su juicio en un juzgado de lo social.

Incluso la actriz Silvia Fominaya está preocupada por temor a que la huelga paralice su divorcio, aplazado en diciembre del 2017 porque ese día entraron varios detenidos y la jueza suspendió las vistas civiles. Los servicios mínimos de malos tratos no incluyen los pleitos de divorcio.

El piquete hace cola en el Registro Civil para pedir certificados y colapsarlo

Una quincena de funcionarios en huelga entraron ayer en la oficina del Registro Civil, a las 13.00 horas, para solicitar por turno la expedición de un certificado, principalmente de nacimiento. El personal no lo expide porque dicha tarea no está incluida en los servicios mínimos pero, según reconoció un huelguista, con esa táctica contribuyen a entorpecer el trabajo del día porque los implicados hacen cola junto al resto de ciudadanos que esperan a ser atendidos. Es un modo de protesta que se ha realizado intermitentemente a lo largo de varias semanas

La jueza de malos tratos vive una Semana Santa atípica con un solo detenido

La jueza sustituta del juzgado de Violencia sobre la Mujer de Vigo, Consuelo Arenosa, vivió ayer un día inusual ya que solo tuvo que atender a un detenido por malos tratos. Se trata de una actividad muy baja para caer en lunes, día en el que se suelen acumular varios arrestados del fin de semana que durmieron en los calabozos a la espera de pasar a disposición judicial. Lo normal es que pasen tres o cuatro como mínimo.

Una explicación es que el juzgado de guardia pudo haber tramitado otras detenciones durante los días festivos. Pero, aún así, el último informe de la Policía Local de Vigo no recoge detenciones destacables por violencia de género.

La magistrada desearía que la cifra de arrestados siga a la baja como un indicio de que los episodios de violencia machista comienzan a descender. En Vigo hubo una tendencia al alza en los últimos años que le hizo escalar puestos en el ránking de las 20 ciudades de España con mayor problemática.

«Ojalá esto sea un síntoma de que las cosas están mejorando», indicó la jueza. En los tribunales ven muy duro tener delante cada día a mujeres que han sufrido malos tratos.

Lo paradójico de la huelga es que la Xunta no ha puesto servicios mínimos en la oficina de atención a las víctimas, a la que suelen acudir las maltratadas a pedir consejo. Dicho local de información está cerrado desde el 7 de febrero porque todo su personal hace paro. La falta de dicha plantilla obligó a suspender las ruedas de reconocimiento hasta que el Decanato envió a una persona a organizar estos actos.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La huelga ya obliga a suspender juicios en Vigo por segunda vez