Ofensiva de Sanidade para controlar el tabaco en las terrazas cerradas

Salud Pública registra por primera vez estas estructuras de forma independiente


vigo / la voz

Con independencia de que se permita fumar o no, la Consellería de Sanidade ha empezado a registrar por primera vez los establecimientos de hostelería con terrazas cerradas. Hasta ahora el registro se hacía de forma global en todo el local, sin especificar la estancia. También se incluyen los locales que han realizado obras para retranquear las fachadas y delimitar un espacio previo a la entrada. De momento se han inspeccionado en Vigo 42 establecimientos con las anteriores características, de los que han sido sancionados dos por permitir fumar.

Se trata de velar por la salud de los ciudadanos y de comprobar si los cierres de las terrazas cumplen la normativa. Esta permite colocar, como mucho, dos parámetros verticales de forma que no impidan pasar el aire. Sin embargo, cada vez son más los bares que han cerrado sus terrazas a cal y canto para protegerlas del frío y la lluvia. Algunas, incluso, solo dejan abierto el frontal, lo que al final supone casi la misma situación que el interior.

«Hasta ahora se hacía la inspección en conjunto, daba igual que tuviera terraza o no. No se plasmaba en qué parte del establecimiento se fumaba. Ahora se registra por la proliferación de terrazas cubiertas, de ahí que merezca la pena reflejarlo por separado», indica la técnica de Sanidade Pilar Coronas.

En total, a lo largo del pasado año se efectuaron en Vigo 323 inspecciones, entre las registradas por las fuerzas de seguridad del Estado y el cuerpo de inspectores de Salud Pública. La mayoría tuvieron lugar en establecimientos de hostelería, en concreto 298, mientras que el resto corresponden a locales de ocio nocturno, salones de juego y una tienda de alimentación. Se detectaron 34 infracciones, 19 graves y 15 leves. Las más repetidas son por dejar fumar (14), seguidas de las provocadas por la ausencia de carteles, encontrar a alguien fumando, carencia de mecanismos de activación automática de la máquina expendedora y venta manual.

Al margen de las inspecciones anteriores, enmarcadas dentro de los programas genéricos de Salud Pública, se contabilizaron otras catorce denuncias presentadas por particulares, la mayoría de locales de hostelería, aunque también hay de centros de trabajo, ocio nocturno y un centro sanitario.

En general, la situación se ha ido estabilizando por una progresiva concienciación de la ciudadanía, como demuestran las escasas infracciones. La mayor relajación se observa precisamente en las terrazas, sobre todo, por exceso de cierre.

En lo que se refiere al total de la provincia, los establecimientos inspeccionados en el 2017 fueron 1.268, de los que más de un millar corresponden al sector de la hostelería. A estos se suman los de ocio nocturno, salones de juego, un parque infantil, una estación de ferrocarril y aeropuerto. Todos ellos dieron lugar a 246 infracciones. Las leves acarrean multas de entre 30 y 600 euros, mientras que las graves van de 601 a 10.000 euros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

Ofensiva de Sanidade para controlar el tabaco en las terrazas cerradas