La renovación de la flota de Pescanova se retrasa hasta junio por «flecos técnicos»

La empresa resta importancia a la demora, que considera dentro de lo normal en un proyecto de esta envergadura


vigo / la voz

Flecos de tipo técnico están retrasando el arranque de la renovación de la flota de Pescanova. Cuando el pasado noviembre anunció que el astillero elegido para llevar a cabo dicha renovación era Armón, la pesquera afirmó que tenía prisa para jubilar algunas unidades especialmente obsoletas, con más de 40 años de antigüedad, por lo que señaló que el arranque del proyecto era inminente. «Comenzará a principios del 2018», puso por escrito en un comunicado, pero estamos a mediados de marzo y sigue sin cortarse una chapa. Fuentes conocedoras del contrato aseguran que, como pronto, el trabajo no empezará antes de finales de mayo o principios de junio.

Las mismas fuentes niegan que exista el menor problema con la financiación. «Ese capítulo está resuelto», sostienen. La demora viene dada por «las vueltas» que los técnicos de Pescanova siguen dándole al proyecto, fundamentalmente en materia de equipos. En todo caso, en lo que sí coinciden algunos empresarios del sector que también optaron al proyecto, es en que el presupuesto está medido al céntimo, ya que el coste total de la operación asciende a 42,5 millones de euros para fabricar 7 pesqueros, en concreto tres arrastreros fresqueros para faenar en Namibia y cuatro congeladores para Mozambique.

Los primeros, de 50 metros de eslora, estarán especialmente adaptados a las necesidades de la fábrica de Nueva Pescanova en la ciudad de Lüderitz para el procesado de merluza. Por su parte, los congeladores, de 32 metros de eslora, se destinarán a capturar langostino. Son las primeras unidades que encarga la compañía desde que en 1987 incorporó a su flota el Sil, construido en el extinto Santodomingo.

Nueva Pescanova resta importancia a la demora en el inicio de la construcción, «normal en proyecto de esta envergadura», afirma un portavoz, que añade que en breve «empezará a cortarse chapa».

Armón construirá en su factoría de Vigo cuatro de los siete buques de Nueva Pescanova, los tres congeladores y uno de los fresqueros. El resto se harán en la de Burela. De acuerdo con el contrato, los barcos tendrán que estar rematados en el 2020. El grupo cuenta con una flota de 72 barcos.

Armón ya corta chapa para uno de los 2 nuevos pesqueros argentinos

Mientras espera que Nueva Pescanova cierre los últimos detalles técnicos a su proyecto de renovación de flota, Armón ya ha empezado a cortar chapa para uno de los dos pesqueros que la armadora argentina Moscuzza le encargó en febrero, con ocasión de la entrega del José Américo, que ya está operando en aguas del país austral. Eso sí, tendrán que esperar unas semanas para colocar la quilla porque tienen todas las gradas ocupadas.

Los barcos serán prácticamente gemelos del José Américo. Tendrán 39 metros de eslora y cuentan con un presupuesto de 7 millones de euros. El plazo de ejecución es de un año. Moscuzza no descarta realizar un nuevo encargo -sería el tercero- ya que, según reconoció su gerente el pasado febrero, necesitan renovar al menos un barco más de fresco.

Armón Vigo es a día de hoy el astillero con la cartera de pedidos más abultada de la ría en lo que a número de unidades se refiere, nueve en total, tras la entrega hace una semana el primero de los dos palangreros de superficie encargados por la armadora coruñesa Downey. La entrega de la unidad gemela, en fase final de armamento, prevén entregarla a finales de verano.

Carga de trabajo

También este año, pero a finales, entregarán el arrastrero de 53 metros de eslora que están construyendo para Namibia, cuya botadura está previsto llevar a cabo el próximo mes. También en fase de aceros, están trabajando en el oceanográfico encargado por la Universidad de Ciencias Agrícolas de Upsala (Suecia). Se trata de un buque de 70 metros de eslora presupuestado en algo más de 40 millones de euros, que estará equipado con la más alta tecnología de investigación marina. El líder del proyecto, Anders Englund, señaló con ocasión de la firma del contrato que antes de adjudicar el contrato realizaron «un largo proceso de búsqueda» hasta conseguir «un astillero con amplia experiencia en buques de investigación». En este caso, la entrega está prevista para la primavera del 2019. El astillero tiene garantizada carga de trabajo hasta el 31 de diciembre de ese año.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La renovación de la flota de Pescanova se retrasa hasta junio por «flecos técnicos»