Veinte registros en España por comprar armas a una exactivista de Vigo

El operativo suma 20 detenidos y sigue en marcha. La supuesta vendedora, que no ha sido arrestada, es una coleccionista de armas de fuego que fue procesada por el lanzamiento de cócteles molotov al Club Financiero

.

VIGO / LA VOZ

El juzgado de instrucción número 4 de Vigo ordenó este miércoles 20 registros en toda España en relación con la supuesta venta de armas de fuego por parte de una residente de Vigo, según confirmaron fuentes cercanas al caso. El operativo para destapar este tráfico de armas sigue en marcha dirigido por el juez Juan Carlos Carballal. Por el momento, el número de detenidos asciende a veinte, todos compradores de armas ilegales.

Las investigaciones no están centradas en una red de activistas sino en la venta ilegal de armas a particulares repartidos por varias comunidades, incluida Galicia. La supuesta vendedora, que no ha sido detenida en la presente fase del operativo, es una mujer de Vigo que habría ido colocando su antigua colección de armas de fuego a diversos compradores que carecen de las licencias y permisos oficiales para la posesión legal. Los clientes que adquirieron el material no están relacionados entre sí. Las investigaciones, en esta fase, se han centrado en los individuos que adquirieron las armas sin pasar por el papeleo reglamentario y los cuales han sido detenidos en Galicia y otras comunidades autónomas.

En enero del 2017, el mismo juez de Vigo, dentro de la operación Buyo, ordenó el ingreso  en prisión provisional de Carmen O. por tráfico de armas. Otro cómplice, un histórico anarquista, quedó libre. En una casa registrada, los guardias encontraron restos de prácticas de tiro. También le decomisaron 8 pistolas y munición.

La supuesta vendedora, que en su día pasó por prisión provisional por la operación Buyo por supuesto tráfico de armas y luego salió libre bajo fianza, es una vecina de Vigo que en el 2015 fue procesada por, supuestamente, colaborar con desconocidos en el lanzamiento de cócteles molotov a la sede del Club Financiero en el 2014. Aquella vista acabó con un pacto amistoso el 14 de octubre del 2015 con los empresarios para evitar la celebración de un juicio en la que ella se enfrentaba a 11 años de cárcel, petición que fue retirada. A cambio, la acusada aceptó pagar 50 euros de indemnización al mes por los daños causados. El representante del Club Financiero y la acusada (en la foto, la joven vestida con gabardina verde) posaron, entonces, para la prensa para dejar claro que el conflicto había terminado amistosamente. Ella se comprometió a no delinquir porque consideró que los hechos habían ocurrido un momento malo en su vida. La policía la implicó en su día con una organización radical, lo que ella negó.

Carmen O., de 40 años es natural de Bueu y vecina de Vigo desde hace más de una década. En el 2015, comentó a la prensa que la policía encontró varias armas en el registro de su casa pero lo justificó porque ella era una coleccionista. «Soy coleccionista pero tengo los papeles legales, son réplicas y todas son réplicas, es una afición mía. Tengo tres armas de fogueo pero nada tiene que ver con la acción juzgada», dijo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Veinte registros en España por comprar armas a una exactivista de Vigo