Un futuro como paseadores caninos

Una empresa enseña a cuidar perros a usuarios de la asociación Down Vigo


vigo / la voz

María Elena y Guillermo disfrutan cada vez que salen a la calle con los perros. Están adquiriendo experiencia en una actividad que podría reportarles unos ingresos en el futuro. Cuidar animales de compañía puede ser una oportunidad laboral para personas con discapacidades intelectuales. Así lo cree la asociación Down Vigo, que ha puesto en marcha con la empresa Ada una iniciativa para formarles como paseadores caninos.

María Elena, de 26 años, y Guillermo, de 33, son los primeros en beneficiarse de este proyecto, pero después de ellos habrá más usuarios del servicio de empleo de Down Vigo que sigan sus pasos, en función de la demanda que vaya surgiendo.

Pero antes de salir al mercado laboral, deberán estar bien preparados para desarrollar su trabajo con total autonomía. Para ello cuentan con el apoyo de educadores de la empresa que realiza el proyecto y de la propia asociación. «Les damos formación en materia de adiestramiento canino, así como habilidades sociales para relacionarse con los dueños de los animales y gestión de tiempos y de espacios», comenta Olalla Vergara, experta en terapia con animales de Ada.

Tres días a la semana acuden a los locales que tiene la empresa en la calle Rosalía de Castro para desarrollar las prácticas. Desde allí inician los recorridos por la ciudad, correa en mano para tener bien controlados a los canes. Así aprenden a manejar a los perros y a enfrentarse a las diferentes situaciones que se puedan encontrar en el futuro.

El objetivo es otorgarles una salida laboral real y que algún día puedan firmar un contrato como cualquier trabajador. Tienen que cumplir sus horarios, sus normas y cuidar el material de trabajo. Al finalizar cada paseo, cubren una ficha para indicar a los dueños cómo ha sido el comportamiento de los perros, si han jugado, si han hecho sus necesidades o si ha habido cualquier percance.

Ellos están muy contentos con su trabajo. «Vienen superfelices, el ambiente que generan de trabajo para el resto es genial y cumplen las normas como ninguno, estamos muy contentas», afirma Olalla.

Animales mansos

Los perros pertenecen a clientes de Ada, que los ceden para este programa formativo y se caracterizan por su conducta no agresiva para evitar que surjan problemas. «Lo que se hace es una selección de cuáles pueden llevar o no, e incluso si tiran de la correa se les trabaja un poquito para que no tengan ningún problema con ellos. En general vale cualquier perro que no tenga ningún problema de conducta grave porque si es complicado para alguien que controla, para ellos más», afirma. Ahora mismo están sacando varios mestizos, un golden retriewer y un yorkshire.

Olalla espera formar a muchos usuarios de Down Vigo como paseadores de perros. Pero para ello tiene que surgir una demanda. El día 19 de este mes van a impartir una charla en el centro cívico de Navia para explicar este proyecto. Realizarán una charla al mes para que lo vayan conociendo los dueños de perros que no tengan tiempo para pasear a sus perros en determinadas horas del día.

«Necesitamos particulares que precisen este servicio y que conozcan a los chicos y vean que son totalmente capaces de llevarlo acabo», asegura Olalla. Las personas que deseen contratar el servicio deben ponerse en contacto con la empresa Ada, que realizarán una valoración de los perros antes de asignarles a un paseador. Dan la confianza de que con sus alumnos se encontrarán en buenas manos.

48 beneficiarios trabajando en empresas y casi todos con contrato indefinido

La asociación Down Vigo cuenta con un servicio de empleo desde hace más de 15 años que tiene el objetivo de lograr la integración laboral de las personas con discapacidades intelectuales.

Muchas veces inician la relación con las empresas a través de convenios de colaboración en prácticas, para que descubran las habilidades de los usuarios. El servicio cuenta en la actualidad con 75 beneficiarios, de los que 48 están trabajando en empresas de todos los sectores, como la alimentación, la automoción e incluso en la concejalía de Urbanismo de Vigo. Son trabajos que requieren poca cualificación, dado el bajo nivel de formación de los usuarios. La mayoría de ellos tienen contratos indefinidos.

Con la empresa Ada ya habían colaborado con anterioridad, por lo que la idea de formar paseadores de perros les pareció muy positiva. Los chicos tienen un seguro de responsabilidad civil y de accidentes y tienen un horario de trabajo en el que están aprendiendo a desempeñar las tareas para que luego el objetivo final sea que la empresa les contrate.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Un futuro como paseadores caninos