«Hay que dar en las partes vulnerables»

Un experto en artes marciales y una psicóloga se proponen crear una escuela permanente de defensa personal para mujeres a partir de los 12 años


vigo / la voz

Las asociaciones de vecinos están siendo las primeras aliadas del proyecto en el que el Gimnasio Escuela Kiap está poniendo los cimientos para un proyecto de defensa personal para mujeres mayores de 12 años, con una duración de largo recorrido. Comenzaron en la sociedad Atlántida y asociación vecinal de Matamá y hoy a las 20.00 horas lo presentan en la A. VV. Fonte do Galo, en Rosalía de Castro. El experto en artes marciales Alfonso Guedella (Vigo, 1959) y su sobrina, la psicóloga Natalia Guedella Sebastián (Vigo, 1981) son los responsables de la iniciativa.

-¿Qué tiene de novedoso?

-Que va a ser una formación continuada con un seguimiento. No es fácil introducirse en este campo porque distintas instituciones desarrollan cursos de este tipo. Pero suelen ser unas clases donde la gente no puede asimilar unas cuantas técnicas en unos días. Para que ante una agresión, seas capaz de reaccionar con técnicas de un aprendizaje previo, estas deben estar interiorizadas. El nuestro es un trabajo pionero porque eso es lo que vamos a trabajar.

-¿De qué manera?

-Además de las clases, se complementa con charlas para asociaciones, institutos, colectivos de mujeres... con la idea de crear unas bases estables, tanto en la práctica como en la parte psicoemocional.

-¿Cree que es complicado?

-Respecto a la defensa personal en sí, no lo es porque son once movimientos súper asimilables para cualquier persona. Son muy eficaces si se trabajan bien y te salen automáticamente, que es lo que pretendemos. Luego, la parta psicológica es más laboriosa y se realiza en un seguimiento con reuniones para aclarar dudas, conceptos y derechos, además de estudiar las reacciones y reforzar la autoconfianza a la hora de estar en cualquier lugar y sentirse segura ante cualquier adversidad. El agresor puede reaccionar de una forma u otra dependiendo de cómo ella responda.

-¿Dónde se desarrolla esta formación?

-En las charlas informamos de las clases y horarios. Suele ser una hora y media a la semana y durante un curso completo, de 9 a 10 meses. Se hace en colaboración con las asociaciones o entidades con las que estamos hablando. Queremos abarcar todo Vigo. Estamos contactando con muchas y más adelante pretendemos que se involucren instituciones públicas.

-Si va bien, ¿piensan crear una escuela de defensa personal?

-Ese sería el siguiente paso. Y por eso estamos trabajando también en la creación de una escuela de monitores con materias de psicología y de defensa personal. No hay que ser un fenómenos de las artes marciales. No se trata de eso. Hay que tener otras aptitudes pedagógicas.

-¿Cuál cree que es la clave para una autodefensa efectiva?

-El factor sorpresa es muy importante. Entran en juego las extremidades más fuertes y más rápidas contra las partes bajas y más vulnerables. El rodillazo, el codo, los puños...

-Y la patada en...

-La patada en los testículos es un arma muy potente. Pero con la sorpresa como clave. Así se consigue usar la mínima violencia. Lo justo para que se lo piensen, se vayan y no usen la fuerza,

-¿Cuentan con subvenciones?

-Aún no. Las clases se subvencionan a través de recursos de lectivos vecinales y sociales, pero queremos proponérselo a la concejalía de Igualdad y Diputación.

Alfonso Guedella. Fundador y director del gimnasio Kiap. Con 40 años dedicados al deporte y al taekuondo en particular, es un referente en Galicia. Es cinturón negro 7º dan desde 2010 y 2º dan de kick boxing desde 1996.

Natalia Guedella. Es licenciada en Psicología, experta en orientación psicoeducativa con familias, lleva 14 años trabajando con mujeres y también desarrolla programas de prevención de violencia de género en centros educativos.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

«Hay que dar en las partes vulnerables»