Australia mira a Navalia en busca de auxiliares para renovar su flota militar

Italia tendrá por primera vez pabellón propio en la feria, la tercera mayor de Europa


vigo / la voz

El naval gallego en general y vigués en particular empieza a vivir un momento dulce. Se nota en la carga de trabajo que, por primera vez en una década, garantiza ocupación a todos los astilleros de la ría, y se notará también en Navalia, una de las tres mayores ferias del sector en Europa junto con las de Hamburgo y Oslo. Cuando todavía faltan más de dos meses para que suba el telón -se celebra del 22 al 24 de mayo- ya han confirmado su presencia 90 países, 15 más que en la última edición, lo que supone un incremento del 20 % con respecto a la edición anterior (2016).

Australia, que está renovando su flota militar, es uno de esos nuevos países que ha decidido mirar a Navalia. Conocen bien las credenciales del sector en Galicia, dado que Navantia Ferrol, que ya construyó a principios de la década dos fragatas, tiene ahora en cartera dos buques de aprovisionamiento logístico. Su interés por Navalia, según explica el director de la Feria, Javier Arnau, radica en que quieren conocer de primera mano todo lo que hace la industria auxiliar.

Explica que Vigo será su primera apuesta por un certamen generalista, ya hasta ahora Australia solo acudía a ferias específicas del mundo militar, como la que se celebra en París. Vigo será su primera apuesta por certamen generalista.

Otra novedad será la presencia institucional de Italia. No es la primera vez que participa alguna empresa del país como expositor individual pero, según Arnau, lo de este año será un «salto cualitativo», ya que contará con pabellón propio. «Viene la Cámara de Comercio italiana y bajo su paraguas un buen número de expositores», dice. Añade que, en buena medida, es el resultado de la «batida» que han dado por las embajadas y consulados de todos los países con intereses en el sector naval.

Fruto de esa batida se espera también una importante delegación rusa. En este caso fue decisiva la visita que el pasado otoño realizó una delegación del clúster gallego del naval, Aclunaga, a San Petersburgo. Arnau asegura que son varias las compañías armadoras rusas interesadas en conocer en profundidad cómo está el sector naval gallego. No hay que olvidar que el país se propone acometer una importante renovación de su flota pesquera. La previsión es invertir 20.000 millones de dólares en diez años, un proyecto muy ambicioso del que, llegado el caso, no quiere quedarse descolgado ningún astillero vigués.

Puede decirse que la avanzadilla la ha marcado Metalships, que cuenta los días para la entrada en vigor de un arrastrero congelador de más de 100 metros de eslora solo pendiente de cerrar algunos flecos de la financiación. El coste estimado es de unos 90 millones de euros.

La lista de novedades en Navalia incluye la presencia por primera vez de una empresa de Dubái. Lo hace de la mano de un socio de Sudáfrica, que tampoco hasta ahora había estado en el certamen vigués. «El crecimiento de la presencia internacional va a ser exponencial», afirma Arnau, que aunque subraya que «todo lo bueno se puede mejorar», esta edición va a suponer un «momento especialmente dulce» después de los malos momentos vividos desde el 2012 a raíz de la crisis del tax lease, tan malos que llegó a barajarse la suspensión de alguna de las ediciones. «Lo mejor es que este despegue del sector garantiza al menos otros cuatro o cinco años buenos», vaticina.

En el 2016 -se celebra cada dos años-, la organización cifró en unos 4.000 millones el negocio genrado en el certamen. En cuanto al impacto económico en la ciudad, ronda los 11 millones de euros.

Viana encarga 4 bloques a Vulcano y le administra una «inyección de optimismo»

El director general de Vulcano, José Luis Méndez, califica de «inyección de optimismo» el encargo de la firma portuguesa Astilleros de Viana para realizar cuatro bloques de acero para uno de los barcos que tienen en cartera, conscientes de que si no subcontratar parte de la tarea no van a poder cumplir los plazos de entrega.

Aunque los citados bloques apenas garantizan carga de trabajo para un par de meses -«empezaremos el lunes»- y para no más de una veintena de personas, lo que hace atractivo al pedido es que abre la puerta a una colaboración que podría ser muy fructífera para la factoría de Teis, ya la sociedad que gestiona las instalaciones de Astilleros de Viana es también el armador de los barcos que surcan el Duero. Todo dependerá de cómo responda Vulcano a este primer encargo.

De ampliarse dicha colaboración, el astillero vigués tendría un suplemento extra de oxígeno en un momento especialmente delicado, ya que desde que cerró la operación del ferri en mayo del pasado año con Trasmediterránea, no ha sumado ningún otro pedido a su cartera y el tiempo se agota, ya que pretende entregar el buque a finales de abril. Será también a partir de entonces cuando se concreten los cambios en la cúpula.

Ofensiva comercial

Con el fin de impulsar la ofensiva comercial, Vulcano contrató este año a una mujer con experiencia en el sector para dicho departamento. Fuentes de la empresa están convencidas de que los frutos de esa apuesta empezarán a verse pronto, ya que tienen alguna negociación «muy avanzada», aunque también reconocen que «este es un sector en el que hasta que no está firmada la financiación no puede darse nada por hecho».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Australia mira a Navalia en busca de auxiliares para renovar su flota militar