Vigo gana peso en el narcotráfico mundial

Los más grandes alijos incautados en el 2017 estaban relacionados con la ciudad y su área


VIGO / LA VOZ

Más de un tercio de la cocaína incautada el año pasado en España, o que era transportada en barco, tenía como destino Galicia. A falta aún de balances oficiales, el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, adelantó en enero que las aprehensiones hechas en el 2017 rondaron los 30.000 kilos, de los que 12.000 tenían como destino directo Galicia -dicha cantidad no incluye otros grandes alijos que, aunque tenían como destino otros países, sí estaban ideados por gallegos-. De esas 12 toneladas, más de la mitad estaban directamente ligadas a Vigo.

Esto sitúa nuevamente y con fuerza a la ciudad en el mapa del tráfico internacional de cocaína, ya sea por la implicación directa o indirecta de vecinos de la ciudad y su área, ya por estar judicializadas sus investigaciones en cualquiera de los partidos judiciales de Vigo y sus comarcas limítrofes.

El ejemplo más claro es el mayor alijo incautado por los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado. Fueron 5,5 toneladas de coca que, gracias a la Policía Nacional, se requisaron poco antes de cruzar el canal de Panamá (operación Ciclón marino). La tesis policial sitúa a tres primos de una familia de Vigo como los cerebros de la operación, valorada en 250 millones de euros. Hubo 24 detenidos, la mayoría marineros que formaban la tripulación y los citados tres primos de Vigo, acusados de orquestar la operación a través de los contactos hechos en Colombia y Panamá. El barco que escondía la cocaína en su bodega es un buque mercante con bandera panameña conocido como Kraken.

La operación Terrón Dulce fue, de las materializadas en suelo gallego, la más importante del año pasado. La Policía Nacional evitó que 2,4 toneladas de coca llegasen a las calles y, lo que es más importante para los investigadores, que este clan de narcos colombianos, conocido como Los Boyacos y vinculado a la FARC, se asentase en las Rías Baixas. Esta importante causa judicial la lleva el Juzgado de Instrucción número 4 de Vigo, y de lo que ha trascendido hasta ahora cabe destacar que la intención de los colombianos era trabajar en Galicia sin la ayuda de narcos oriundos, algo que ya habrían hecho en las descargas que permitieron el desembarco, en diferentes días, de las 2,4 toneladas de coca en el litoral gallego.

Más allá de las macrocifras de esta industria ilícita, se cuentan por decenas, solo en el 2017, las operaciones que permitieron desmantelar organizaciones dedicadas al tráfico y distribución de este codiciado polvo blanco en Vigo y su entorno, y que operaban en un escalafón medio pero igual de lucrativo para ellos y de nocivo para la sociedad en general con la venta de varias decenas de kilos de coca al mes. El 2017 sirvió también para confirmar la sentencia, por parte del Tribunal Supremo, contra un trabajador de Vigilancia Aduanera por colaborar con Marcial Dorado en un alijo de 6,5 toneladas de cocaína en el año 2003.

Heroína

Las investigaciones realizadas en España durante el 2017 para incautar el derivado de la amapola más consumido del mundo también están estrechamente relacionados con la ciudad y su área. Basta recordar que el operativo bautizado como Tirabuzón, que permitió incautar el mayor alijo España de los últimos años (65 kilos), está judicializado en el Juzgado de Instrucción número 1 de Vigo.

Otro alijo, este de 56 kilos en Tui, se le atribuye a un organización asentada en Cangas que importaba la heroína de Turquía y Holanda.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Vigo gana peso en el narcotráfico mundial