El Alondras cotiza al alza

Su reto era una temporada tranquila, pero se ha metido en play-off a base de ambición y equipo


Vigo / La Voz

Sin estruendo y con constancia, el Alondras ha escalado peldaño a peldaño hasta situarse en la zona de play-off de Tercera División. Con una plantilla remozada, una notable regularidad y un vestuario que ha hecho piña, el equipo que dirige Antonio Fernández ha desbordado sus previsiones iniciales y ahora tiene claro lo que queda por delante: el que quiera el puesto, que se lo quite.

 El planteamiento

Primero, la permanencia

 La campaña pasada fue un año duro para el Alondras. No logró despegar y flirteó con el descenso, por eso este curso la aspiración era vivir una temporada tranquila y sin sobresaltos de la mano del nuevo entrenador. Durante el verano el vestuario experimentó un cambio radical con una quincena de fichajes y apenas cuatro o cinco renovaciones, lo que añadía un punto de dificultad. Sin embargo, el equipo funcionó bien desde el minuto cero. «Fixemos un inicio de pretempada moi bo porque chegamos á final da copa Federación e eliminamos a equipos como o Coruxo de Segunda B en competición oficial. Comezamos a competir moi pronto» resume el entrenador. De hecho, en las seis primeras jornadas no conocieron la derrota, luego llegó una fase más irregular y desde que arrancó la segunda vuelta están invictos.

 La clave

Regulares y enchufados

 ¿Cómo se alcanzan 47 puntos en 26 partidos? Pues, para empezar, teniendo continuidad. «Para estar arriba hai que ser regular, ser un equipo difícil de bater e logo que consiga vitorias», resume Antonio Fernández, para el que la clave de todo está en haber logrado un vestuario que rema en la misma dirección. «Creo que os xogadores están crendo no que lles estamos propoñendo, adestran realmente ben, a disposición ao traballo é excelente, dan o máximo e á hora de competir o equipo faino contra calquera». En el vestuario hay jugadores veteranos y gente joven y la media de edad es de 24 años. 

La propuesta

Ambición y combinación

 «Ante todo, diría que somos un equipo por encima de todo, hai moi boa conexión no vestiario», proclama el técnico del Alondras, que ha intentado dotar a su equipo de altísimas dosis de ambición y de capacidad para hacer un fútbol vistoso, pero también para adaptarse a las exigencias del guion. «Somos un equipo atrevido que tenta darlle un bo trato ao balón, que tenta someter ao rival, pero que tamén sabe xogar ao outro fútbol, porque hai campos como nos que non se pode xogar tanto». Hasta la fecha los resultados bendicen la apuesta deportiva, lo mismo que la solvencia. 

El reto

Disfrutar y pelear

 La primera encomienda de la plantilla del Alondras es disfrutar de lo que está viviendo y jugar sin presión alguna. «Temos que soñar e ilusionarnos e a partir de aí todo o que veña, benvido será», receta su entrenador, que considera que «todo o que logremos será un premio». Antonio Fernández tiene muy claro que van a pelear con uñas y dientes por mantenerse entre los cuatro primeros y lo que quiere es «que non sexamos nós os que nos tiremos de aí, que sexan os outros equipos que están involucrados os que realmente nos poñan no noso sitio». Pide humildad y avisa que llegarán las derrotas, pero también exige hambre. «Eu o que busco son xogadores con fame, que queiran reivindicarse e dar que falar, como o adestrador. Eu tentarei progresar o que poida nesta profesión, polo que tento contaxiar aos meus futbolistas das ganas e da ilusión». Jugar el play-off no es una obligación, pero visto que están en una posición privilegiada, intentarán hacer algo grande.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Alondras cotiza al alza