Los peregrinos se despistan en Peinador

El número de objetos perdidos en el aeropuerto vigués se ha disparado y ya son más de uno al día. Entre los que más han aumentado están los bastones de senderismo

.

vigo / la voz

Los despistes en Peinador van en aumento hasta el punto de contabilizarse más de un objeto perdido al día. A lo largo del 2017 fueron casi 400 los extravíos, en concreto 395, según datos de Aena. Una cifra muy alejada de los 134 del 2013 e incluso de los 183 de un año después, cuando ya empezaban a incrementarse. Uno de los datos más curiosos que han observado los responsables de Aeropuertos es el incremento de los bastones de senderismo, algo que con anterioridad era insignificante. Aunque no se puede asegurar a ciencia cierta, todo parece indicar que los cayados proceden de peregrinos despistados, bien del Camino de la costa o del portugués. Lo cierto es que ha llamado mucho la atención en la oficina de objetos perdidos.

Hasta la fecha, la mitad de los objetos extraviados ya se han devuelto a sus propietarios tras ser reclamados o simplemente al ser identificados, aunque tienen dos años para solicitarlos.

Lo más olvidado son anillos y pulseras y en menor medida, cadenas, relojes y otras joyas o bisutería. También se han perdido ordenadores, teléfonos móviles y tablets, que al mismo tiempo son los más rescatados. Hasta una tienda de campaña y un adorno de hogar con forma de asta se han llegado a olvidar algunos pasajeros en el aeropuerto de Vigo.

Fuentes de Aena relacionan el fuerte incremento de los objetos perdidos con el aumento de los pasajeros en Peinador, que el pasado año llegó a superar el millón de usuarios. «A más pasajeros, más pérdidas», indican.

Al margen de lo que se olvida en el recinto aeroportuario están los objetos que quedan en el interior de los aviones. En este caso son gestionados por las propias compañías aéreas, que se encargan de su devolución.

La mayoría de las pertenencias son olvidadas en los controles de seguridad previos a la entrada en la zona de embarque. Es frecuente que los pasajeros se dejen algo en las bandejas tras deshacerse de ello para pasar el arco de seguridad. Es lo que sucede con la mayoría de los objetos metálicos como joyas, bisutería, relojes, llaves y cinturones. Otras veces se debe a despistes, como sucede con libros, regalos adquiridos en las tiendas del propio aeropuerto y productos de aseo.

Para recuperar los objetos perdidos en Peinador se puede hacer a través de los teléfonos 986268258 y 986268245 y en el coreo electrónico vgobuzonseguridad@aena.es. También existe la posibilidad de reclamar en el punto de información multimedia del aeropuerto situado en el vestíbulo principal.

Si transcurrido el plazo estipulado los productos no han sido solicitados, el aeropuerto se reserva el derecho de regalarlos. Se suelen llevar a una oenegé, aunque algunos aeródromos se los entregan a los concellos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Los peregrinos se despistan en Peinador