Informáticos de Vigo trabajan desde casa para el Gobierno de EE.UU. e IBM

Orestes Carracedo simula el impacto económico de las políticas del Departamento de Defensa y Abdón Rodríguez testa chips cuánticos del laboratorio de la multinacional


vigo / la voz

Trabajar desde casa en Vigo para Silicon Valley, el Gobierno de Estados Unidos o los laboratorios IBM de Nueva York es una realidad. Jóvenes informáticos de la provincia lograron ese sueño gracias a sus contactos en Internet.

La comunidad de desarrolladores de Google en Vigo (GDG) reúne a varios de estos teletrabajadores. Uno es el programador Orestes Carracedo (Ponferrada, 1986) que trabaja desde su casa en Pontevedra para la consultora LightHorse, con sede en Texas. La fundó con dos norteamericanos y un inglés «tras habernos conocido por Skype» hace tres años. Están subcontratados por el Departamento de Defensa de Estados Unidos y analizan los cambios de los presupuestos militares de ese país. Su empresa hace simulaciones mediante Big Data y recrea el impacto económico de la aplicación o cancelación de una política, información valiosa para los congresistas.

Con sus herramientas puede ver cuáles son los contratistas del Ejército y simular un recorte de mil millones de dólares para prever la pérdida de empleos en California, por ejemplo. «Las empresas y los gobiernos locales pueden anticiparse al saber que habrá mil parados más», dice.

«Son proyectos difíciles de conseguir en Galicia, el hecho de trabajar remotamente es lo que me permite estar aquí con mi familia. Eso también me impulsa a ayudar a los profesionales de Vigo para que las empresas tengan acceso al talento local antes de que se vaya», dice.

Otro teletrabajador es Abdón Rodríguez (Vigo, 1991), quien ha sido contratado por los laboratorios IBM Research de Nueva York. Su jefe es el vigués Ismael Faro, uno de los fundadores de GDG Vigo. Rodríguez empezó en el centro Daniel Castelao, creó la start-up de videjuegos Ameiga y trabajó a distancia un año para una empresa de San Francisco de unos emprendedores gallegos afincados en Silicon Valley. Tras su paso por Madrid «me volví a Vigo y llevo ya dos años trabajando a distancia para el departamento de desarrollo de IBM. La parte buena es que tienes libertad, quitando reuniones semanales por videollamada con Nueva York para resolver proyectos», señala. En IBM realiza proyectos de investigación para desarrollar interfaces web para páginas o móviles. «Trabajamos en computación cuántica y sistemas de inteligencia artificial para que funcionen de forma autónoma. Ofrecemos de forma gratuita un chip cuántico para que la gente lo pruebe. En no mucho tiempo se esperan grandes avances en criptografía o medicina», afirma.

A mayores, Abdón Rodríguez es uno de los 400 miembros del programa Google Developers Experts en el mundo. Son cien en su especialidad de tecnologías web. El gigante de Mountain View le invita a asistir a sus eventos globales de charlas técnicas para desarrolladores. La compañía lo valora como parte de una comunidad con conocimientos profundos y le pone en contacto con sus propios equipos de la web, como Chrome. «Nos preguntan sugerencias y opiniones de sus nuevos programas para que les echemos un ojo. Y nos convocan a una reunión anual», dice.

Ambos trabajadores en remoto fomentan como hobby la comunidad de desarrolladores de Google en GDG Vigo. Les apoyan la teletrabajadora Ana Cidre, que presta servicio a compañías internacionales desde Sanxenxo, y el informático David García.

Una joven generación tecnológica que crece al abrigo del «efecto morriña»

Orestes Carracedo considera que parte de este flujo de teletrabajadores en Vigo se debe a lo que él bautiza como «efecto morriña». Eso hace que en los eventos que organiza GDG Vigo hayan invitado a expertos tecnológicos que trabajan en el extranjero que son gallegos. «Es gente que quiere motivar a los profesionales que viven en Galicia y que en su momento no tuvieron ni apoyo ni una comunidad como la que hay ahora aquí y se tuvieron que ir a buscar los garbanzos a otro sitio», dice este joven tecnólogo.

«Estos gallegos en el exterior sufren del efecto morriña y quieren devolver algo a su tierra. Por eso, acceden a comentar y motivar a la gente de Vigo para que vean que se puede llegar lejos en su profesión. El hecho de nacer o vivir aquí no significa que tengas que sentirte limitado ni te impide trabajar para una empresa tan grande como Google», añade. «Para una persona que saca una carrera de ingeniería es factible trabajar» en multinacionales.

Ser teletrabajador no impide viajar. Carracedo incluso visitó la sede de Google: «Tenían unas instalaciones increíbles para cuidar de sus empleados. Puedes desconectar de muchas formas, incluso tienen una piscina». En los eventos globales conocen a ingenieros y directivos que les ayudan a preparar material para las charlas sobre los programas de Google. «Conocer a esta gente en persona es increíble», dice.

Abdón Rodríguez también visitó Google: «Te dan las mayores facilidades para que pases allí el mayor tiempo». Por su parte, Ana Cidre, prevé ir este verano.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Informáticos de Vigo trabajan desde casa para el Gobierno de EE.UU. e IBM