El mayor bum de empleo desde la crisis

Solo la industria del metal necesitará al menos 3.000 nuevos trabajadores este año en el área de Vigo


vigo / la voz

Si se cumplen las previsiones, la comarca de Vigo registrará este año el mayor bum de empleo desde que en el 2008 arrancó la crisis. Solo la industria del metal va a necesitar más de 3.000 trabajadores: 1.500 en el naval, 900 para poner en marcha el turno de fin de semana en PSA y al menos otros 500 en la industria de componentes, incluida la aeronáutica, «cuyas posibilidades de crecimiento son tremendas», según el presidente del Consorcio Aeronáutico Gallego, Enrique Mallón. Delta Vigo, una de las firmas de referencia en este último sector, está rematando las obras de la nueva planta de Nigrán, que arranca con más de medio centenar de trabajadores y en la que producirán piezas de alas y trenes de aterrizaje para las principales constructoras mundiales.

La necesidad de nuevos profesionales en la industria metalúrgica ya se hace patente en portales de empleo como Infojobs, donde hasta hace bien poco la práctica totalidad de las ofertas la copaban teleoperadores y comerciales. La horquilla de empresas que buscan mano de obra se ha ampliado considerablemente, hasta el punto de que en el listado de ofertas figuraban ayer puestos tan dispares como responsables de taller, soldadores, diseñadores gráficos, programadores, chapistas, informáticos, frigoristas, ingenieros de calidad para proyectos de automoción, fontaneros, ingenieros de diseño, docentes de soldadura, torneros, distintos puestos para el ya citado nuevo turno que la planta de PSA implantará en junio...., y por supuesto comerciales y teleoperadores.

Enrique Mallón, que también es secretario general de Asime, la patronal del metal, reconoce que ante la falta de banquillo, «se impone realizar una campaña de captación de talento». Los sindicatos advierten que, sobre todo en el naval, donde es obligatorio contar con acreditación específica para trabajar intramuros de los astilleros, estarán muy atentos a que los contratos que se firmen cumplan todos los requisitos. Y es que algunas empresas ya han anunciado que, ante la falta de mano en Galicia en general y en Vigo en particular, la buscarán fuera, sobre todo en Portugal, Rumanía y Bulgaria.

Mano de obra peruana

Pero el metal no es el único sector en el que escasea la mano de obra cualificada. El presidente de la Confederación de Empresarios de Pontevedra, Jorge Cebreiros, reconoce que lo mismo está ocurriendo por ejemplo en el de aserraderos de madera. «Se están contratando trabajadores en Perú», afirma. A su juicio se han juntado dos cosas para llegar a esta situación en la que las empresas no encuentran los profesionales que buscan: por una parte, la crisis propició que empleados preparados y con experiencia acabaran en el paro o fuera de España y, por otra, los puestos han evolucionado mucho en esta década y para reincorporarse al mercado laboral necesitan reciclarse. Asegura que no son pocas las empresas que están haciendo los deberes, «pero la formación tiene un coste», dice. En este sentido, lanza un mensaje nada velado a la Administración: «En Portugal, además de que conceden becas, tienen una política de cofinanciación, de forma que las empresas pagan una parte y el Gobierno la otra. Saben que al final es un dinero que va a retornar en forma de impuestos».

También en la construcción está empezando a evidenciarse la falta de personal cualificado. Víctor del Canto, presidente de la recién creada asociación que ocupa el lugar que deja APEC, asegura que están teniendo dificultades para encontrar albañiles, encofradores y ferrallistas. Y eso que, reconoce, el repunte solo se nota en la obra pública. La anulación del Plan Xeral mantiene paralizada la privada, centrada sobre todo en la rehabilitación.

29.247 empleos menos en industria, comercio y construcción desde el 2007

Los diez años de crisis barrieron del mapa miles de empleos en Vigo, que ahora empiezan a recuperarse a cuentagotas. Solo la industria manufacturera perdió 10.278 puestos de trabajo desde el 2007. Pasó de proporcionar trabajo a 28.251 personas a hacerlo a 17.973. Son los datos que refleja el informe sobre del mercado laboral del Instituto Galego das Cualificacións. Otros sectores especialmente damnificados han sido el comercio, que se ha dejado por el camino 4.536 empleos (de 22.058 a 17.522), y la construcción, de 8.460 a 4.027. La destrucción suma en conjunto 29.247, una cifra que apenas enjuga la subida experimentada en educación (+454), hostelería (+1.266) y servicios sanitarios (+1.180), lo que supone un total de 2.900 empleos.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El mayor bum de empleo desde la crisis