La Gran Vía se llenará de pantallas

El pezseto encabeza un conjunto con una caracola musical y cuatro grandes monitores


vigo / la voz

Que la futura Gran Vía se va a parecer poco o nada a la actual es una apuesta segura. La marcha de Los Rederos, a la que buena parte de los vigueses se oponen, para instalar en su lugar una cinta transportadora constituye solamente un episodio de una larga serie de elementos ornamentales que encabezará, desde lo más alto de este primer tramo de avenida, el ya popular pezseto. Cuesta abajo se colocará una caracola musical, un firme generador de energía, una pantalla interactiva en el suelo o un panel para selfis. Todo una colección de pantallas que dejará en evidencia a la de Rosalía de Castro.

A la altura de la intersección con la calle Nicaragua, en el medio del bulevar central de la Gran Vía se instalará el citado topiario, figura vegetal con forma animada, cuyo coste ascenderá, según el proyecto de la reforma, a 40.005 euros. Solo unos metros más abajo, los viandantes se encontrarán con otro elemento decorativo innovador valorado en 68.406 euros. Este panel tendrá una superficie de 10 metros cuadrados, aproximadamente el tamaño de una alfombra del salón de una casa, y generará energía a partir de la fuerza de la pisada de los peatones. La cantidad de energía generada a cada paso podrá comprobarse en dos pantallas de 54 pulgadas instalados en el entorno de este tecnológico pavimento.

No será el único elemento decorativo que vestirá el suelo de esta transformada Gran Vía. En el tramo comprendido entre las intersecciones con la calle Bolivia y Venezuela, está prevista la instalación de una pantalla interactiva en el suelo de unas dimensiones similares a la generadora de energía, que podría emitir imágenes y colores en función de la fuerza de la pisada.

En la siguiente sección del bulevar, comprendida entre las calles Venezuela y Ecuador, frente a El Corte Inglés y en un lateral de una de las numerosas cintas mecánicas que se instalarán en la avenida, se levantará una pantalla LED transparente de 4,8 metros de largo por 3 de alto y valorada en 39.443 euros según el proyecto. Unos metros más abajo el proyecto contempla la implantación de un panel interactivo de 2 metros de alto por uno de ancho y aspecto similar a un teléfono móvil gigante. En esta pantalla, los usuarios podrán cargar el móvil, conectarse a la red wifi, contemplar el carrusel informativo que aparecerá en pantalla, interactuar a través de su propio teléfono móvil, hacerse autofotos, controlar las redes sociales, acceder con la tarjeta ciudadana e incluso contará con un botón del pánico, una aplicación que alertará al servicio de emergencias con solo pulsarla.

En el tramo comprendido entre las calles Ecuador y Paraguay volverán a cobrar importancia los ornamentos vegetales con un jardín vertical de una longitud de 20 metros instalada a lo largo del lateral de una de las tres rampas mecánicas que se instalarán en esta sección. El jardín, será interrumpido por cuatro arcos de 60 centímetros cada uno. Las especies florales que compondrán el jardín se elegirán por su rusticidad, adaptación al clima de Vigo y belleza y tendrán en cuenta las siguientes especies: ajuga reptans, armeria marítima, bergenia cordifolia, blechnum spicant, duranta erecta, ficus repens, platycerium bifurcatum y tulbalgia violacea. El precio de este jardín ascenderá a los 19.117 euros.

En la parte baja de la avenida, entre las calles Paraguay y Brasil, está prevista la instalación de una estatua con forma de caracola, equipada con un altavoz para emitir música ambiental. El coste estimado para esta figura supera los 8.500 euros.

Más abajo, ocupando el espacio de Los Rederos, está previsto colocar una fuente valorada 14.300 euros y una escultura en el espacio que ahora ocupa la entrada al párking de 68.000 euros. Además, habrá bancos, mesas y elementos vegetales en cada sección del bulevar. Y la señalización también cambiará. Estará inspirada en la de Nueva York.

Dos peticiones en Change.org para conservar a Los Rederos

El traslado del icónico monumento de Los Rederos está movilizando a la población viguesa, que se resiste a aceptar una Gran Vía sin esta estatua que simboliza el carácter trabajador de la urbe y que llevan desde el 1991 en el bulevar central de la avenida.

Con el objetivo de convencer al alcalde de la ciudad, Abel Caballero, de dar marcha atrás, se han lanzado dos campañas en la plataforma Change.org. La primera de ellas y la que más éxito está consiguiendo lleva por título: «Vigo, Salvemos Los Rederos». En una carta dirigida al regidor vigués e impulsada por la viguesa Ángeles de Andrés, pide apoyo para que el monumento «no sea retirado para implantar una pasarela automática que podría arrancar un poco más arriba, justo delante de la escultura que se ha convertido en mucho más que un ornamento urbano. Los Rederos son un emblema de Vigo», reivindica la solicitante.

En su argumentario para lograr la rectificación del Concello, expone que «hace mucho que Los Rederos pasaron de ser una mera estatua a patrimonio crematístico de Vigo, que pertenece a los vigueses y ha de quedar fuera de decisiones y arbitrios políticos».

Para poner en valor lo que supondría la retirada de la escultura de su lugar original, pone como ejemplo uno de los elementor ornamentales más conocidos de España. «No me imagino a Carmena -la alcaldesa de Madrid- trasladando la fuente de Neptuno para colocar una pantalla circular como la nuestra en una rotonda».

En solo 48 horas ya han firmado la petición más de 2.200 personas que piden al alcalde Abel Caballero que «reconsidere su decisión».

No es la única campaña lanzada con este objetivo. Monica López es la artífice de otra petición, mucho más breve y directa: «Los Rederos son un emblema de la ciudad y de la Gran Vía de Vigo. No nos moverán». Suma más de 80 apoyos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
24 votos
Comentarios

La Gran Vía se llenará de pantallas