Aniversario


Hace veinte años, Vigo era la ciudad más conflictiva de España. Nadie nos superaba en número de movilizaciones. Y llegamos a promediar dos manifestaciones diarias. Antes que mamá o papá, los niños aprendían a decir: «Dende o balcón, non hai solusión». Y no se conocía día sin un corte de tráfico en As Travesas o Beiramar.

En los últimos tiempos, sin embargo, devenimos en una Arcadia feliz en la que la gente ya no sale a la calle. Lo hizo -¡y de qué forma!- con la movilización en defensa de la sanidad pública en septiembre de 2015. Superó muy probablemente a la del Estatuto de Autonomía de 1977, que congregó a más de 300.000 personas. Pero este hito no puede ocultar que hemos perdido aquella conflictividad del día a día, aquellos cánticos, aquellos atascos...

Hemos llegado a tal punto que la última manifestación notable fue para defender un aeropuerto y, a su conclusión, actuó la Coral Casablanca. Si esto se lo cuentas a los obreros del metal de los 80, les da un soponcio.

Así que, sobre manifestaciones, en Vigo hay que ir ya hablando en términos históricos. Y este año se cumple un aniversario redondo de la más surrealista de todas las vividas en nuestra ciudad. Se celebró en 1998 bajo el lema «‘Todos somos Míchel Salgado». Dos centenares de celtistas dieron vueltas a Balaídos tras una pancarta contra la sanción de cuatro partidos decidida por el Comité de Competición contra el simpático lateral celeste por una desgraciada entrada Juninho, perla del Atlético de Madrid. Aquel día tocamos techo. Aquello fue insuperable. Pero, visto desde los Campos Elíseos de hoy en día, lo recordamos con nostalgia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Aniversario