Las que escuchan la pobreza silenciosa

Una asociación de mujeres viguesas presta ayuda a mujeres con una buena situación social que sufren un revés económico en algún momento de su vida


vigo / la voz

Durante mucho tiempo se la llamó pobreza vergonzante, aunque en la actualidad ha adoptado el adjetivo silencioso para adaptarse a lo políticamente correcto. Alude a las personas de buena posición social que, debido a un revés económico, sufren las penurias asociadas a la escasez de fondos para subsistir. Son el objetivo de la ayuda de las Damas de la Concepción y Socorro de la Pobreza Oculta. «Es una asociación benéfica fundada el 20 de abril de 1935 por un grupo de señoras de Vigo con el fin de ayudar a quienes por un revés de la vida lo perdieron todo y no se atrevían a pedir», explica su presidenta Mercedes Suárez-Llanos. La razón de ser de la asociación sigue sustentada en la actualidad por la crisis económica. «Durante el 2017 atendimos 115 casos sin que hayamos podido cubrir todas las demandas por falta de liquidez», apunta.

La obra, como la denominan sus miembros, carece de subvención y ayuda pública. «Subsiste desde hace 82 años por los donativos aportados por particulares que año tras año colaboran con nosotras», añade Mercedes Suárez-Llanos. Antes del verano, las integrantes de esta asociación realizan una campaña directa de captación de fondos, pero cuando llega la Navidad emplean unas tarjetas que envían a posibles donantes. «Tenemos dos donativos muy fuertes y después lo que la gente nos envía a la cuenta de Abanca ES 2080 5000 63 3001250992», afirma la presidenta.

Desde la asociación realizan las ayudas de forma anónima a las personas que viven en una situación de precariedad. «El Concello y la caja nos daba dinero, pero ahora ya no, aunque tampoco nunca les he pedido porque lo nuestro es muy oculto y, claro, si tuviéramos ayudas tendríamos que enseñar el libro de cuentas, y las personas que reciben nuestra atención no quieren que se conozcan sus identidades», dice la presidenta de las Damas de la Concepción, que en el 2005 fueron Viguesas Distinguidas.

El campo de operaciones de esta asociación suele estar en su propio entorno. Cuando llega a ellas una solicitud, realizar una pequeña investigación para certificar las necesidades de esta persona. «Les damos ayudas económicas puntuales para pagar ciertas cosas», explica. En muchos casos, esa relación se mantiene en el tiempo. De hecho, Mercedes Suárez-Llanos, que lleva 30 años como vicepresidenta y después como presidenta, jamar vio que se corrija una situación de penuria. «A una mujer la ayudamos durante 63 años», señala Mercedes Suárez-Llanos, que es hija del que fue alcalde de Vigo y presidente de la Diputación de Pontevedra, Luis Suárez-Llanos Menacho. «Él entendía muy bien la labor de la asociación porque veía sus actividades a diario, ya que mi madre pertenecía a ella», manifiesta.

La presidenta recuerda que esta asociación se creó, con estatutos y registro legal, tras un caso lamentable que se produjo en 1935. «Unas señoras fueron a la casa de una familia y se encontraron con que una de las hermanas estaba muerta y no tenían nada de nada, ni siquiera cómo enterrarla. Las señoras se quedaron aterradas y decidieron crear la asociación», apunta Mercedes, que puntualiza que, aunque son católicas, la asociación no pertenece a la Iglesia.

Qué es. Una asociación benéfica fundada el 20 de abril de 1935 por un grupo de señoras de Vigo.

Qué hacen. Ayudar a personas que tenían una buena posición económica y social y la perdieron. Piden colaboración directamente a los que tienen ingresos altos. Durante el 2017 atendieron 115 casos.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Las que escuchan la pobreza silenciosa