Se busca al dueño de 1.145 euros

Una enfermera solidaria y su amiga vieron abandonado el dinero en la calle y lo entregaron

a. martínez
vigo / la voz

El Juzgado de Instrucción Número 4 de Vigo busca desde hace un mes al dueño de 1.145 euros que dos mujeres hallaron abandonados en la vía pública de una céntrica calle de la ciudad el jueves 7 de noviembre. Las viandantes hicieron gala de su honradez y generosidad y fueron inmediatamente a entregar el fajo de billetes a las autoridades. El juzgado de guardia consignó dicha suma en la cuenta de depósitos de los tribunales.

Al día siguiente de la entrega, el juez Juan Carlos Carballal publicó un edicto para avisar del hallazgo de una cosa mueble perdida. Hasta el momento, y pasados 45 días, no hay constancia de que nadie se haya puesto en contacto con el juzgado para reclamar dicha suma. La cuantía podría pasar a manos de sus dos descubridoras si transcurridos dos años no aparece el dueño o nadie acredita ser el legítimo propietario, según dicta la ley.

El hallazgo se produjo en una de las intersecciones más transitadas de la ciudad, en el cruce de las calles Barcelona y Salamanca, en el entorno de Hispanidad. A solo unos metros de distancia está la puerta principal del Hospital de Povisa y la entrada a urgencias, por la que a diario pasan cientos de personas.

El punto donde el dueño perdió el dinero está situado en una zona comercial. El cruce está repleto de negocios pues en sus esquinas, además del hospital, se ubican dos cafeterías, una óptica y venta de audífonos, un centro de cirugía de oftamología, una ortopedia, un bufete de abogados especializado en accidentes, una tienda del hogar y otra de congelados, y una parada del bus de Vitrasa. Hay zonas para aparcar el coche y varios bancos para sentarse. Una hipótesis es que el dueño llevase esa cantidad para pagar en metálico algún servicio o fuese fruto de una recaudación y, en un descuido, lo extraviase.

El juzgado invita a quien se crea con derecho a reclamar dicho dinero que deberá comparecer ante el magistrado y aportar a la sala todas las pruebas que demuestren que el dinero perdido es de su titularidad.

El mismo edicto establece que si transcurridos dos años desde la última de las publicaciones edictales no se ha presentado nadie para reclamar el dinero perdido, se adjudicará esa suma a su descubridor.

El juzgado envió una semana después su edicto al Concello de Vigo para que lo publicase por dos veces consecutivas, con intervalos de quince días, en el tablón de anuncios del Ayuntamiento. Fuentes judiciales consultadas señalan que, pasado un mes del anuncio, no había ido nadie a reclamar el dinero.

Una de las descubridoras es una enfermera de urgencias del Hospital Álvaro Cunqueiro que precisamente unos días antes del hallazgo había colaborado en un calendario solidario puesto en marcha por el turno de noche y que tenía como objetivo que los beneficios de la iniciativa fuesen destinados a ayudar a una asociación de padres de niños con cáncer) y a otra asociación de trasplante Médula de Galicia. La enfermera posó como un hada de cuento infantil en la sesión de fotos del calendario y, al poco, se encontró con una amiga el dinero en la calle. Sin dudarlo, lo entregaron a las autoridades para que lo restituyese a su legítimo propietario.

La Voz contactó con una de las mujeres que encontró el dinero, por mediación de una compañera de trabajo, pero ella declinó contar cómo habían descubierto la suma y guardó total discreción y silencio sobre el hecho.

Una de las ciudadanas acababa de posar como hada en un calendario infantil

Hallaron la suma en el cruce de Barcelona con Salamanca, cerca del Hospital Povisa

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Se busca al dueño de 1.145 euros