Deslumbrados por la Navidad

Taxistas de Vigo recogen a más de un centenar de mayores en distintas residencias de la ciudad y los pasean gratis para que disfruten de las luces y adornos del centro


vigo / la voz

Deslumbrados se quedaron ayer más de cien mayores de Vigo al llegar a la Porta do Sol y ver el árbol navideño con tanto lucerío. «¡Precioso!», era el comentario más extendido. Los taxistas de Vigo llevaron a cabo una peculiar y hermosa iniciativa. Un total de 25 profesionales pasearon gratis por la ciudad en sus vehículos a más de un centenar de personas que fueron a recoger a distintas residencias para mostrarles el alumbrado navideño. Como no podían llevar a todos, lo hicieron con aquellos que tienen dificultades para moverse o bien escasos recursos.

«En mi vida vi esto, ni en Argentina, ni en Lisboa. Para mí es una novedad, porque es la primera vez que estoy aquí», decía sorprendida Dolores Otero, de la residencia Domusvi. «Esto parece Nueva York. No se ve en cualquier sitio, es fuera de serie. ¿Cómo no vamos a estar encantados?», se preguntaba Daniel Suárez, del centro asistido del Meixoeiro. «No sé si en Madrid lo habrá mejor», completaba su amigo Severo Romero.

Todos los comentarios iban en el mismo sentido, si bien algunos aprovechaban para hacer una pequeña reivindicación. «Nunca vimos una iluminación como esta, pero queremos ver al alcalde para decirle que tiene un poco abandonada la zona de Montecelo, donde está nuestra residencia Domuvi. Hay poca iluminación y maleza», explicaba Carmen Domínguez con su amiga Paz Rodríguez. Josefa Gorrita, del geriátrico de Bembrive iba más allá en sus observaciones: «Hay mucho lujo, pero también mucha hambre».

Finalmente, antes de irse a cenar a las 19.30 horas, los mayores tuvieron oportunidad de fotografiarse con el alcalde, Abel Caballero, que les contó que Vigo era la envidia de sus homólogos de Tokio y Nueva York por los adornos de estas fiestas, y de darle las gracias al presidente de los taxistas, Manuel Chorén, por la iniciativa.

La excursión comenzó a las 17.30 horas, cuando los taxistas fueron a recoger a sus invitados a los respectivos centros para confluir todos en la Porta do Sol. Fue en este lugar donde tuvo lugar uno de los momentos más emocionantes al contemplar el gigantesco árbol. El paseo continuó por Policarpo Sanz para subir por Colón hasta la Farola, donde de nuevo la bola volvió a sorprenderlos.

En total, los taxistas recogieron a unas ocho personas en cada una de las trece residencias a las que fueron. «Nos gusta trabajar con mayores, siempre es gratificante. Es el primer año que hacemos esto, ha sido algo espontáneo y esperamos repetir. La gente está emocionada y les causa sorpresa. Incluso algunos se han reunido aquí con sus familiares», explicaban los profesionales José Rodríguez y Manuel Cortizo. José Sulleiro, de Sanitas, lo confirmaba: «Vale la pena perder el tiempo para venir aquí».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Deslumbrados por la Navidad