Ana hizo de un vuelo de 50 minutos una odisea de 9 horas

Un vigués exige explicaciones a Aena por el bloqueo que sufrió Peinador por el temporal del domingo


vigo / la voz

La borrasca Ana no solo dejó centenares de litros de lluvia en la ciudad, sus fuertes rachas de viento ?sobrepasaron los 90 kilómetros por hora?impidieron aterrizar y despegar aviones durante todo el día en el aeropuerto de Peinador obligando a cientos de pasajeros a buscar planes alternativos para llegar a sus destinos. José María Pernas fue uno de los afectados por la cancelación del vuelo que debía llevarlo de vuelta a Madrid tras pasar el fin de semana en Vigo visitando a su familia. «El avión tenía que salir a las 13.45 horas, pero no pudo aterrizar y se fue a Santiago», relata Pernas cómo empezó un problema que acabó con unos trescientos pasajeros descontentos, metidos en tres autobuses para llegar a Madrid nueve horas después de lo previsto.

Al ver que se superaba la hora de salida y no habían sido llamados para embarcar, el desasosiego empezó a cundir entre los pasajeros, a los que pronto les comunicaron que el vuelo había sido cancelado. Ante la imposibilidad de volar desde Vigo, las compañías aéreas buscaron alternativas para llevar a los pasajeros a su destino. «Unos que volaban con Air Europa los llevaron en autobús a Santiago y volaron desde allí. Para nosotros, Iberia fletó tres autobuses y fuimos a Madrid por carretera», critica, molesto, Pernas.

Cuestionada la aerolínea sobre este caso, alega que «era puente y todos los vuelos estaban completos», por lo que tomaron la decisión de viajar por carretera. «Para nosotros sería mejor llevarlos hasta Santiago, pero no podía ser porque no había plazas disponibles», añaden desde Iberia.

Pero no fue el trato recibido por la aerolínea lo que más enfadó al pasaje. José María Pernas, que ejerce como abogado en Madrid, presentó una reclamación a Aena, la empresa pública que gestiona los aeropuertos en España, para pedir una explicación sobre los motivos de los desvíos y cancelaciones de vuelos en Peinador. «¿Cómo aeropuertos como el de A Coruña u Oporto, que tienen el mismo clima, funcionan y Peinador, no?», preguntó en su reclamación.

Aena contestó, pero sin responder a su pregunta. «Corresponde al transportista informar a sus pasajeros sobre cualquier tipo de incidencia y ofrecer soluciones alternativas. Debe remitir la reclamación a Iberia», recoge el comunicado. Un mensaje que enfureció todavía más a este vigués de 33 años, que exige una explicación sobre los defectos del aeropuerto de su ciudad en comparación con las otras dos infraestructuras de este tipo que hay en Galicia. «Por la Ley de Transparencia deben responder a lo que se les pregunta», reclama Pernas. «Una borrasca no es un fenómeno meteorológico anormal, no te saben decir por qué no se cierra el de A Coruña y el de Vigo, sí», denuncia Pernas, que cree que su «aeropuerto no está preparado».

La Voz se puso en contacto con Aena, que se refirió a las condiciones meteorológicas adversas para justificar la cancelación de vuelos, aunque matizaron que la última decisión a la hora de aterrizar la tiene el piloto. Una peculiaridad de la pista viguesa que no padecen los aeropuertos de Santiago o A Coruña es el efecto cizalla. Un fenómeno que se produce cuando las fuertes rachas de viento procedentes del océano rebotan contra el monte que está en un lateral de la pista y provoca corrientes de aire con diferentes direcciones que pueden desestabilizar un avión a la hora de aterrizar, ya que genera un efecto idéntico al aquaplanning en los coches.

«No vuelvo a Vigo»

No es la primera vez que Pernas se ve perjudicado por el comprometido emplazamiento de Peinador, lo mismo le ocurrió hace diez años. «No vuelvo a Vigo en invierno, solo en verano», se resigna el abogado temeroso de que cualquier temporal le amargue el viaje. Una sensación que también percibió en el resto de pasajeros.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Ana hizo de un vuelo de 50 minutos una odisea de 9 horas