Una exposición sobre Julio Verne mostrará el cambio de rumbo del Marco

El Concello quiere inaugurar en abril una muestra de la Fundación Telefónica


vigo / la voz

El Concello de Vigo apura los trámites para poder inaugurar el próximo mes de abril la exposición Julio Verne. Los límites de la imaginación en el Museo de Arte Contemporánea de Vigo. Con este proyecto expositivo perteneciente a la Fundación Telefónica, el Concello de Vigo mostrará la nueva línea de trabajo ideada para el Marco, ya que por primera vez desde su creación, en el año 2002, el museo de la calle del Príncipe abandonará el campo de la creación e investigación centrado en el arte contemporáneo.

El primer paso que pretende dar el Concello de Vigo es aprobar el proyecto expositivo en el patronato de la Fundación Marco. La reunión del ente director del museo se producirá antes de que concluya el presente año. El gobierno municipal tiene garantizada la aprobación del proyecto debido a la ausencia de los representantes de la Xunta «mentres o propietario do museo non informe por esta mesma vía dos pasos que se van seguir na substitución do actual director». Con la ausencia de los dos representantes de la Consellería de Cultura, los tres miembros del gobierno municipal contarán con la mayoría suficiente para poder sacar adelante la autorización de este cambio radical de línea de trabajo.

Uno de los comisarios del proyecto de la Fundación Telefónica ya estuvo ayer en las instalaciones del Marco para comprobar los espacios donde se mostrará. El pasado año, la muestra estuvo en Madrid, en el Espacio Fundación Telefónica, y posteriormente se desplazó a la Cúpula del Centro Niemeyer, en la localidad asturiana de Avilés.

Tras la dimisión del anterior director, Iñaki Martínez Antelo, el gobierno municipal no convocó un concurso público para cubrir la plaza. En la última reunión del patronato, el gobierno local acordó depositar la dirección accidental del museo en la figura del gerente del mismo, Martiño Nogueira. Antes había rechazo el encargo, Agar Ledo, responsable de las exposiciones en los últimos años.

La ausencia de una dirección artística ha llevado que en el museo tan solo quede una exposición que concluirá a comienzos del próximo mes de enero. A partir de entonces, el Marco quedará vacío de contenidos hasta la inauguración de la mencionada exposición sobre Julio Verne, que está previsto que se inaugure en primavera, entre los meses de abril o mayo.

El año entrante dejará en Vigo dos fechas conmemorativas relacionadas con Julio Verne. La histórica se remonta a 1878, año en el que el escritor de Nantes visitó la ciudad por primera vez. Mientras que la segunda se sitúa diez años antes en un plano literario. Según publicó hace unos años en La Voz el experto en Julio Verne, Eduardo Rolland, fue un 18 de febrero de 1868 cuando el Nautilus entró literariamente en la Bahía de Vigo.

En este contexto se situaría la exposición que el Concello de Vigo pretende mostrar en la ciudad.

Comisariada por María Santoyo y Miguel Ángel Delgado, la muestra Julio Verne. Los límites de la imaginación propone una revisión del mítico autor a través de un viaje por sus personajes y sus invenciones, por el mundo que le rodeó y, sobre todo, por el mundo que inspiró.

Según se explica desde la Fundación Telefónica, el visitante, «convertido en explorador, atravesará las obras de Verne más representativas y los distintos ámbitos en que transcurren sus novelas: la tierra, el aire, el hielo, el agua, el espacio y el tiempo, de la mano de contemporáneos españoles y extranjeros».

La exposición cuenta con la colaboración de catorce prestatarios de ámbito nacional y dos internacionales. Entre estos objetos está la primera edición mundial de Veinte mil leguas de viaje submarino (1869), que por circunstancias históricas, fue española. Este libro ayudó a poner el nombre de Vigo en el mapa de la literatura de masas en todo el mundo, al dedicarle Julio Verne a la ría un capítulo. Curiosamente, cuando se publicó el libro, el escritor todavía no había estado en la ciudad. En el año 1884, volvió a visitar la ciudad.

Anxo Lorenzo dice que la Xunta no volverá al patronato hasta que sea informada

Las diputadas del grupo parlamentario de En Marea en el Parlamento de Galicia, Luca Chao y Ánxeles Cuña, preguntaron ayer al secretario xeral de Cultura, Anxo Lorenzo, si la Xunta tiene algún plan para garantizar la viabilidad del Marco, y si el gobierno autonómico tiene previsto aumentar su participación en el patronato del museo vigués.

Anxo Lorenzo inició su participación recomendando al grupo En Marea que llevase una iniciativa similar al pleno del Concello de Vigo «porque alí é onde está o foco da cuestión». Recordó también que la Diputación de Pontevedra había salido del patronato del Marco, pero quienes criticaron en su día esa marcha cuando estaban en la oposición, no corrigieron la posición ahora que dirigen la institución provincial.

«O Marco non é un museo de xestión autonómica, e aínda así, neste anos achegamos case tres millóns de euros; polo contrario, o Concello de Vigo, que está no padroado do Museo do Mar de Galicia, de nosa xestión, aportou cero euros dende a súa creación», señaló Anxo Lorenzo.

El secretario xeral de Cultura afirmó que «fomos vapuleados e ninguneados polo alcalde durante todos estes anos, pero non pasa nada porque o importante é función social do museo na cidade». «O que non imos seguir facendo é acudir a un padroado onde non somos informados de nada; non queremos seguir sancionando coa nosa presenza algo que se está a cociñar en outro sitio», añadió Anxo Lorenzo en el Parlamento de Galicia para justificar su ausencia en las reuniones del patronato.

El responsable de Cultura aseguró que solo volverán a las mencionadas reuniones cuando sean informados por escrito de las intenciones del gobierno de Vigo respecto al Marco.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Una exposición sobre Julio Verne mostrará el cambio de rumbo del Marco