Usuarios de la autopista claman contra la subida del peaje

El tramo Vigo-Pontevedra llegará a 3,70 euros en enero


Pontevedra / la voz

El malestar entre los usuarios del tramo de la autopista entre Vigo y Pontevedra empieza a ser palpable. La anunciada subida del 3,81 % para la totalidad de los peajes de la AP-9 a partir del próximo mes de enero afectaría también al que une ambas ciudades que, según los primeros cálculos, podría oscilar entre los 3,70 y los 3,75 euros por un tramo de 22 kilómetros.

En la actualidad se pagan 3,60 euros por este trazado, pero las obras de ampliación del puente de Rande, la evolución del IPC en el último año y los convenios del Gobierno con Audasa llevan a aplicar esta subida en todos los peajes de la autopista que une Vigo y A Coruña. Solo en el tramo entre Vigo y Pontevedra, el kilómetro sale a 0,16 euros.

Ante estas cifras, los usuarios que descansaban ayer en el área de servicio San Simón calificaban de «abusivo» el coste por este trayecto. Uno de los habituales de este tramo es Carlos Fraga, que considera que el precio es ya ahora «elevado por el trazado y por el servicio, cada vez hay menos gente y el precio es mayor».

El mismo sentir manifiesta Serafín Torres, taxista de Pontevedra, que además asegura que en la red «hay otras prioridades antes que la ampliación».

Para subir el 1 % correspondiente a la amortización de los trabajos, la adjudicataria Audasa tendrá que tener los trabajos concluidos antes del próximo primero de enero. Todo apunta a que será abierta al público en los próximos días, ya han empezado a desmontar las plataformas del puente.

Reclamaciones

Las quejas de los usuarios han empezado a formalizarse en forma de reclamaciones. Una de ellas es la de David Otero, un vigués afincado en Asturias, que utiliza habitualmente la autopista. Hace unos días envió a Audasa una reclamación por las obras de la autopista en el tramo entre Santiago y A Coruña. «Cobran el mismo peaje, pero tienen la velocidad limitada a 80 kilómetros hora. El servicio no es el adecuado con las obras», señala Otero, que ayer se encontraba repostando en el área de servicio de San Simón.

Las obras en esa zona de la autopista ya han concluido, pero en el caso de David Otero ha empezado a buscar alternativas cada vez que viene a ver a su familia a Galicia. «Salgo en Guitiriz y ahí cojo la carretera nacional hasta Santiago, es algo menos en distancia, pero tardamos más por el tráfico», explica.

Este usuario vigués no pide que se suprima el peaje, pero considera que «si hay que pagarlo, que esté en buenas condiciones, si no que valoren otras opciones». Aunque a él no le toca habitualmente, se sorprende de que la ampliación del puente de Rande la vayan a asumir los usuarios de la autopista, aunque en parte se esté realizando para evitar las congestiones hacia la península de O Morrazo. «Ellos hicieron muy bien y consiguieron no pagar, ahora tampoco lo van a hacer», resume.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Usuarios de la autopista claman contra la subida del peaje