Vigo acumula más lluvia en día y medio que en los 36 anteriores

El nivel del embalse de Eiras supera el 70 % y el alcalde da por terminada la sequía


vigo / la voz

La primera ciclogénesis explosiva del invierno provocó un sinfín de problemas en Vigo y su área metropolitana. Farolas y señales caídas, tendido eléctrico dañado, tejados volados, inundaciones o incendios fueron algunas de sus consecuencias. Efectos que quedaron en un segundo plano porque Ana, el nombre de esta borrasca, se convirtió en el temporal más querido de los últimos años. ¿Por qué? Porque ayudó a paliar la sequía que se cernía sobre la principal ciudad de Galicia. En 36 horas descargó en Vigo 76,5 litros por metro cuadrado, más agua que en los últimos 35 días, que todo lo que llovió entre el 1 de agosto y el 31 de octubre y solo 8 litros menos que los caídos en todo noviembre. No se vivía algo así desde el 16 de octubre del 2014, cuando se recogieron 92.8 litros por metro cuadrado.

Si en Vigo llovió así, lo que cayó en Fornelos, uno de los municipios más lluviosos de España, fue el diluvio. En dos días se recogieron 181,4 litros por metro cuadrado, tanta agua como en los 48 días previos. Y allí se encuentra el embalse que abastece a buena parte de la ciudad y municipios del área metropolitana. Tal fue la lluvia caída que el nivel de ocupación de la presa de Eiras pasó, en 48 horas, de un preocupante 31 % a más del 71 %. «Es un alivio», reconocen desde la consellería de Medio Ambiente.

Más optimista fue el alcalde de Vigo, Abel Caballero, al asegurar que «la sequía se ha acabado». Sostiene el regidor que el volumen actual garantiza el suministro para los próximos seis meses.

A pesar del aumento en el nivel de agua embalsada, fuentes de la consellería hacen un llamamiento a la cautela y puntualizan que la alerta por sequía se mantiene vigente. Y así lo hará hasta, al menos, los días previos a Navidad cuando se reúna la comisión de seguimiento de la sequía y decidan, en función del nivel de los embalses, el caudal de los ríos, el estado de los acuíferos y las previsiones meteorológicas, si se prolonga la alerta. Lo que sí sigue adelante es el proyecto de trasvase del Verdugo al Oitavén, aseguran desde la consellería de Medio Ambiente.

El tráfico de ría y el de Peinador se restablecen tras el bloqueo padecido el domingo

 

 

Uno de los sectores que más afectados se vieron por el paso de Ana por la ciudad fue el de los transportes. La presencia de árboles y ramas caídas obligaron a cortar el tráfico en diversas carreteras pero los efectos no afectaron solamente a los conductores. Los que tenían previsto coger un avión o aterrizar en Peinador también vieron sus planes frustados. Aena canceló dos vuelos y desvió otros siete, además durante el domingo ninguna nave despegó desde Vigo. La situación fue idéntica en el transporte marítimo, las líneas entre Vigo y O Morrazo fueron cancelados por el temporal. También buscaron el abrigo de las Cíes media docena de mercantes, que tenían previsto reanudar su marcha en cuanto el tiempo les diese un respiro. En Peinador, la jornada de ayer discurrió con absoluta normalidad y el transporte de ría también pudo restablecer sus rutas.

Los efectos de Ana también se hicieron notar en el área metropolitana. En Gondomar se produjo la caída de tejas a la calle, a la altura de la entrada a la oficina de correos, que no tuvo que cerrar a pesar de que la calle permaneció cortada durante toda la jornada sin que hubiese daños personales. En Covelo, una mujer resultó herida tras sufrir un accidente de tránfico en la N-120. El suceso se produjo alrededor de las 22 horas del domingo y la víctima tuvo que ser excarcelada por los bomberos y evacuada al hospital Álvaro Cunqueiro.

En la costa, las cofradías están pendientes de los estudios que determinarán los efectos del arrastre de cenizas a los bancos marisqueros tras el temporal.

Ponte Caldelas amenaza con multar a los topógrafos que trabajan en el trasvase

 

m. gago

El Concello de Ponte Caldelas va a por todas para intentar frenar la ejecución del trasvase del Verdugo a Vigo. El gobierno local anunció ayer que abrirá un expediente sancionador, en principio contra la empresa que está realizando las mediciones topográficas del trazado del trasvase, porque estas tareas «están a realizarse sobre propiedades municipais sen autorización». Concretamente el regidor, el socialista Andrés Díaz, se desplazó durante la mañana con la Policía Local hasta Laforet y allí el agente identificó a los trabajadores que estaban realizando las mediciones.

Se levantó un acta sobre la actividad que se estaba haciendo. «O Concello entende que, ao tratarse dun uso intensivo ou extraordinario das vías públicas municipais, a actividade está sometida a autorización do Concello». Es más, el gobierno local defiende que «unha cousa é o uso ordinario, que todos podemos facer dos viais municipais, e outra cousa é unha utilización especial na que se estacionan vehículos dun xeito intensivo e se instalan aparellos e persoas que ocupan esas vías». Ese expediente sancionador podría dirigirse contra la Consellería de Medio Ambiente, una vez que se constante la identidad de la Administración responsable del contrato.

El regidor tachó de «delirante» que a los topógrafos les acompañase una patrulla de la Policía Autonómica, en una acción que Ponte Caldelas cree que excede las competencias de la ejecutivo autónomico.

Por su parte, los topógrafos también hicieron acto de presencia en A Insua y Silvoso, según hizo público la plataforma Rexeneracion.net, que se opone al trasvase. Aquí la Guardia Civil identificó a los vecinos y representantes de los dos colectivos que vigilaron el trabajo de los técnicos sobre la ribera del río.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Vigo acumula más lluvia en día y medio que en los 36 anteriores