Lluvia de pañuelos en apoyo al Celta, desterrado a jugar en Pasarón

El equipo se fue a Pontevedra en diciembre de 1992, ya que Balaídos fue clausurado durante dos partidos

.

El estadio pontevedrés de Pasarón albergaba un partido de Primera División tras 22 años de sequía en esta categoría. Pero no jugaba su equipo, sino el Real Club Celta contra la Real Sociedad. Balaídos había sido clausurado por dos partidos con motivo de los incidentes habidos en un Celta-Sevilla arbitrado por Díaz Vega que finalizó con la expulsión de cuatro jugadores. Los celestes no estaban solos. Hubo una movilización popular y miles les siguieron hasta allí. De esta forma la afición vi guesa quería protestar «por el tratamiento que recibe su equipo por parte de algunos árbitros y, concretamente, las iras se centraron en Díaz Vega, del que no están dispuestos a olvidar fácilmente», recoge La Voz.

Votación
0 votos
Comentarios

Lluvia de pañuelos en apoyo al Celta, desterrado a jugar en Pasarón