Fandicosta quiere abrir en marzo la nave que sustituye a la que ardió

La empresa ha alquilado espacio en varios frigoríficos para atender a los clientes

.

vigo / la voz

Fandicosta tiene prisa por recuperar la superficie frigorífica que perdió tras el incendio de sus instalaciones que Domaio y que dejó la nave principal reducida a cenizas. Por eso, aunque las obras de la nave que está levantando la empresa constructora Civis Global en el mismo solar no estarán completadas hasta mayo, pretenden abrir en marzo la zona destinada a frigorífico. «Estamos prácticamente a media capacidad y necesitamos cuanto antes el espacio para atender a los clientes», afirma Alfredo Campuzano, director de recursos humanos de la compañía, que añade que esta situación «nos está obligando a alquilar frío».

Explica que no solo han tenido que hacer sitio a la mercancía en las naves que tienen tanto en Vigo como en Vilagarcía, sino que tienen alquilados varios espacios en otras empresas del ramo, con el consiguiente costo adicional que eso implica, que la propia empresa cifró en su día en unos 150.000 euros mensuales. Confiesa Campuzano que pese a todo, no siempre resulta fácil garantizarse el alquiler a terceros de toda la superficie que se precisa en momentos puntuales, porque «en Vigo ahora mismo hay falta de frío», asegura.

La entrada en funcionamiento de la futura nave, con capacidad para unas 13.000 toneladas de producto, permitirá a Fandicosta contar con una superficie de almacenaje próxima a los 55.000 metros cúbicos, lo que les convierte en uno de los referentes del sector en la ría de Vigo.

Fandicosta mueve unas mil toneladas de pescado al mes, una parte de las cuales las captura su propia flota, integrada por media docena de barcos: cuatro poteros que echan las redes en caladeros del Atlántico sur, y dos palangreros que hacen lo propio en el Atlántico norte.

Las obras cuentan con un presupuesto de 10 millones de euros, a los que habrá que sumar una cantidad similar en maquinaria y equipamiento. La nave, con una superficie de 8.000 metros cuadrados y una docena de muelles para la carga y descarga de productos, incluirá también el área administrativa de la empresa.

Por otra parte, la empresa ha aprovechado la reordenación de espacios en Domaio para entrar en sector de los precocinados. «El mercado manda y es un segmento que si bien en la actualidad apenas aporta una parte mínima de la facturación, no podemos obviar con vistas al futuro», asegura el responsable de recursos humanos.

En los primeros 9 meses del año la cifra de negocio superó los 83 millones de euros

La dirección de Fandicosta reconoce que han tenido que hacer malabares para encajar las piezas desde que, en mayo del 2016, las llamas redujeron a escombros su buque insignia en Domaio. A pesar de todo, en los primeros nueve meses de este año la cifra de negocio ya superaba los 83 millones de euros y, según el director de recursos humanos, «superaremos los 100 millones al final del ejercicio».

Campuzano no oculta su satisfacción ante la próxima inauguración de las nuevas instalaciones, ya que eso les permitirá incrementar la facturación en al menos un 10 %. «Será el año de la recuperación definitiva», dice. Atrás queda ya no solo la pesadilla del fuego, sino la larga espera que tuvieron que sufrir debido a la paralización del plan de ordenación urbana en varias zonas del municipio de Moaña, entre ellas, la de la franja litoral sobre la que se asientan los terrenos de la compañía.

Votación
2 votos
Comentarios

Fandicosta quiere abrir en marzo la nave que sustituye a la que ardió