«Algunos del PSOE creían que me había muerto al haber desaparecido del mapa»

«Creo que Gonzalo Caballero es un lujo para los socialistas gallegos. Tiene una cabeza muy bien puesta»


VIGO / LA VOZ

Dolores Villarino (Xinzo de Limia, 1945) fue durante muchos años una mujer a un cigarro pegada. El vicio le duró cincuenta años. La política y el PSOE, sus grandes pasiones junto a la familia, todavía no han remitido, y eso que ya suma cuatro décadas en la pomada. Ahora, tras un parón, regresa, y lo hace de lleno, aunque ella misma le reste importancia. La realidad es que tanto el líder nacional del PSOE, Pedro Sánchez, como el autonómico, Gonzalo Caballero, valoran su opinión, que ayudó a decantar a parte de la militancia en los dos procesos de primarias que tanto Sánchez como Caballero ganaron.

-Aseguró que se retiraba, pero ahora regresa. ¿Por qué?

-He vuelto de aquella manera, no para estar en la primera línea de la vida política tal y como la entiendo. Volví al considerar que me iba a morir con un PSOE muy cambiado y creyendo que todo lo que había hecho en la vida no había servido para nada. Pero aparece Pedro Sánchez, que creo que es la persona que puede salvar al PSOE y pienso, sin duda, que Gonzalo Caballero puede hacer lo mismo con el PSdeG. Vuelvo para echar una mano a nivel orgánico en lo que pueda pero sin aspiración ninguna en lo institucional o lo orgánico. Volvín daquela maneira [risas].

-Y la relación de colaboración con Pedro Sánchez, ¿cómo surge?

-No tenía relación ninguna con él, pero sí que fui a un acto suyo. La gente de Vigo que me vio se quedó un poco sorprendida, ya que algunos del PSOE hasta creían que me había muerto al haber desaparecido del mapa. Entonces hablé con Gonzalo Caballero y él, coincidiendo con el acto central de Pedro en Vigo, me invita a presentarlo. Yo le respondí que estoy para ayudar y para lo que haga falta, y ya está. Con el que tengo relación de toda la vida es con Gonzalo.

-¿Qué ve en Sánchez que no veía en otros líderes del PSOE?

-Es que una persona joven y que hace cosas que yo, a lo mejor, no haría. Creo que ahora toca hacer política de otra manera, con otras claves. También es muy importante que Pedro cumpla su palabra y sea una persona trabajadora, anduvo por el mundo, me gusta mucho y puede ser nuestro presidente del futuro inmediato. Como secretario general lo está bordando, dándole cancha a mucha gente y manteniendo el pulso firme. Por ejemplo, en toda la crisis de Cataluña creo que no hemos perdido el rumbo por estar Pedro e Iceta, al que también considero un gran político.

-¿Y si hubiese ganado las primarias Susana Díaz?

-Estaríamos desnortados totalmente. Sería volver al pasado más absoluto, una forma de hacer política que estuvo muy bien en los años noventa, que fue la política en la que yo me desarrollé y crie. Pero hoy estamos en otro siglo, con otras generaciones y la gente, como yo, estamos para ir desapareciendo del todo. Lo que no entiendo es que personas que tuvieron responsabilidades en el partido estén ahora desestabilizándolo con declaraciones inoportunas. Es el momento de estar callados, de ayudar y punto pelota. Los que tienen que dirigir el partido son las personas jóvenes, de la misma manera que pienso que Mariano Rajoy también es una anomalía.

-Zapatero, durante su discurso de apoyo a Susana Díaz en Vigo en el proceso de primarias, relacionó a Sánchez con la anarquía...

-Creo que Zapatero, tal y como decía Felipe González, es uno de esos jarrones chinos que deberían quedarse solo como jarrón chino. No puedo aprobar cualquier manifestación que desestabilice el futuro del PSOE. Defiendo que Pedro es y será, así lo espero, el futuro del país. Zapatero es un jarrón chino, no digo que tengamos que romperlo, pero sí que se quede quieto en una esquina.

-En Gonzalo Caballero, ¿qué ve en para darle tan firme apoyo?

-Gonzalo tiene una cabeza muy bien puesta, está en la edad perfecta y ha sido militante de base toda la vida y no ha dejado de participar en todos los procesos y siempre con criterio. Él y yo no siempre estuvimos en el mismo bando y él ha sabido esperar su momento. Además, los momentos de Gonzalo han sido todos, siempre ha entendido, y eso lo alabo, que debía participar en los debates políticos durante toda su militancia, que por otra parte hay que recordar que es muy larga para lo joven que es. Es el momento de la generación de Gonzalo y creo que él es un lujo para el PSdeG. Así lo creo.

-Y en clave de Vigo, de todos lo años que lleva en política, que coinciden con los democráticos desde 1978, ¿cuál fue el mejor alcalde?

-¡Sin duda ninguna el mejor alcalde de Vigo es el que tenemos! Ha obtenido el mayor apoyo de los ciudadanos y no seré yo la persona que le lleve la contraria a los vigueses y viguesas que le dieron el respaldo más amplio que nunca ha tenido un alcalde en la ciudad. Creo que es un gran alcalde, yo fui en la lista con Carlos Príncipe, que también creo que fue otro gran alcalde, pero posiblemente adelantado a su tiempo. Muchas de las grandes obras que se están haciendo o se hicieron recientemente responden al diseño que en su día planteó Carlos Príncipe.

-¿Le ha molestado el hecho de que Abel Caballero no contara con usted teniendo en cuenta su experiencia?

-No, no, no. En absoluto, a nivel político nunca me siento ofendida, lo entiendo todo de la misma manera que yo no hubiera contado con determinada gente. Hay que relativizar.

-¿Será fácil reconducir las tensiones políticas entre los dos Caballero?

-Vigo, como agrupación, que es la más grande de Galicia, tiene que tener responsabilidad en su conjunto y por lo tanto pasó la época de las ‘liortas’ y le toca a Vigo dar estabilidad el PSdeG, y confía mucho en la gente de Vigo y espero que así sea.

-¿Qué opina, como expresidenta del Parlamento de Galicia, de que los presidentes socialistas de las diputaciones de Pontevedra y Lugo no quieran comparecer en O Hórreo para explicar sus cuentas?

-No es que fuera presidenta del Parlamento, es que fue siendo yo portavoz y Emilio Pérez Touriño presidente, cuando se consiguió que los presidentes de las diputaciones comparecieran en la Cámara. No le voy a quitar importancia a las comparecencias en la Cámara, pero hay que darle la importancia que tiene. En todo caso, antes los del PP no comparecían nunca, no sé si lo hacen ahora. ¿Si me gustaría que fueran? Pues sí, entre otras cosas por ser yo la persona que propuso en su día que se fuera.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

«Algunos del PSOE creían que me había muerto al haber desaparecido del mapa»