«Fabricar el C4 Picasso representó una verdadera revolución industrial»

Pedro María Rodríguez, director de Recursos Humanos de PSA Vigo, espera que los nuevos modelos permitan batir el registro histórico que tuvo la planta hace diez años

.

vigo / la voz

La automoción es uno de los grandes motores que impulsa la economía de Vigo y su área. Hace diez años, la planta de PSA en Balaídos batió su récord histórico de producción: 547.000 coches fabricados. Pedro María Rodríguez, director de Recursos Humanos de la factoría, recuerda aquellos momentos con mucha satisfacción. «Acabábamos de lanzar el Citroën Grand C4 Picasso y Citroën C4 Picasso a finales del 2006 y el 2007 fue el primer año de plena producción de estos vehículos. Fabricarlos representó para nosotros una verdadera revolución industrial ya que integraban un nivel tecnológico en sus prestaciones hasta el momento nunca vistas en esta planta. Todo el equipo respondió a este reto de forma extraordinaria», explica.

Ese año fue extraordinario. El 3 de enero, La Voz de Galicia destacaba que la marca Citroën era, por primera vez, la más vendida en España y que se aceleraba la producción «hasta alcanzar los 2.300 coches diarios». La empresa tuvo que hacer frente también a una gran demanda de las furgonetas Berlingo y Partner, que supusieron otras 250.000 unidades. También se seguía produciendo el Xsara Picasso, un modelo muy innovador del que se entregaron 80.000 monovolúmenes. Entonces era un segmento novedoso con escasa competencia «y no sabíamos el éxito que podía tener en el mercado, pero la realidad superó nuestras mejoras previsiones».

En el 2007, la factoría implantó otra forma de trabajar: el lean manufactoring. Su objetivo era optimizar los procesos trabajando en equipo sobre el terreno y con mejoras continuas. Toda la organización se movilizó para incorporar esa filosofía. «El resultado lo tenemos ahí. Con el paso de los años esta planta ha reforzado su posición competitiva», subraya Pedro Rodríguez.

En aquella época este directivo era el responsable de Gestión de Personal Operario. Manejar a tantas personas era complejo porque cualquier variable se multiplica de forma exponencial. «Sin embargo, no recuerdo aquellos años como algo duro, sino todo lo contrario», dice. Los directivos veían que los coches que se fabricaban en Vigo daban cada vez más alegrías y el tejido empresarial de la comarca se consolidaba.

Igualdad

En 1997 se había puesto en marcha el turno de noche y diez años después apostaron por la contratación de mujeres, la igualdad de oportunidades y el compromiso de responsabilidad social corporativa, «que tanto hemos cuidado todos estos años». Así, la presencia femenina en la plantilla experimentó un salto cualitativo: en 1996 no llegaban a un 3 %, mientras que en el 2007 ya eran el 15 % y hoy día alcanzan el 21 %.

En los últimos años la automatización de procesos ha ido en aumento y ha mejorado las condiciones de los puestos de trabajo con manipuladores, cambios en la altimetría del vehículo o tapices embarcados, máquinas de apriete. «Vigo apostó siempre por la innovación», afirma Rodríguez. «Quizá, con cada nuevo proyecto las innovaciones son cada vez más llamativas. Ahora nos estamos acostumbrado a ver por la fábrica los AGV (Automatic Guide Vehicles o o carros filoguiados), que transportan hasta la línea los kits de piezas para cada vehículo o los robots colaborativos, que se implantan justo al lado de las personas, sin riesgos para ellas». Y en ese mundo de las innovaciones tecnológicas, el directivo cita los coches autónomos: «Seguimos sorprendiéndonos, pero ese futuro ya está aquí».

El responsable de los Recursos Humanos de PSA Vigo destaca que en el grupo es importante favorecer el desarrollo personal y profesional de todos con un buen ambiente de trabajo. En cualquier caso, la buena marcha de la fábrica de Balaídos no hubiera sido posible sin la colaboración de las administraciones para, por ejemplo, el enlace con la VG-20 y el parque tecnológico y logístico de Valladares, donde enseguida se implantaron firmas auxiliares.

Ahora, la factoría se encuentra en otro momento histórico con los lanzamientos de la K-9 y la V-20. Rodríguez confía en que permitan «superar el reto histórico de producción en los próximos años».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

«Fabricar el C4 Picasso representó una verdadera revolución industrial»