Vigo recurre a jueces de Pontevedra para cubrir bajas por falta de dinero

El Poder Judicial agotó la partida para contratar suplentes y solo puede pagar horas extras a los titulares para atender dos salas a la vez

.

vigo / la voz

Jueces que prestan servicio en Pontevedra vienen a trabajar a los tribunales de Vigo para cubrir bajas laborales de colegas por falta de dinero para contratar sustitutos. Durante las dos últimas semanas, un magistrado del juzgado de lo mercantil de Pontevedra se desplazó casi a diario a Vigo para celebrar juicios que estaban pendientes mientras su colega disfrutaba de una baja paternal. No fue el único caso, ya que la magistrada Belén Rubido, que es la titular del juzgado de lo penal número 4 de Pontevedra, fue vista esta misma semana por los pasillos de la Audiencia Provincial en Vigo, donde fue llamada para cubrir otra baja.

Letrados de la Administración consultados coinciden en que el envío de jueces de Pontevedra a Vigo podría ser una práctica habitual por razones de presupuesto. Fuentes consultadas reconocen que la duplicidad del mandato judicial, con titulares atendiendo dos salas, parece ser la mejor solución a la vista de que no hay dinero para contratar a sustitutos.

El problema radica en que el Poder Judicial agotó en junio todo su presupuesto para contratar a jueces sustitutos pero todavía conserva fondos en la partida destinada a abonar las horas extra a los titulares que amplían su jurisdicción para atender el juzgado de un colega. Dado que sí se puede pagar esos servicios, han tenido que tirar de ahí.

Con este truco, varios juzgados de Vigo que llevaban días sin magistrado pudieron ser atendidos por titulares de otras salas. Estos pudieron acudir varias horas al día para despachar el papeleo urgente de sus colegas y firmar asuntos que les entregaban los secretarios. Por norma, se encargan los jueces o letrados judiciales que están asignados en un turno natural para tomar el timón de un segundo tribunal cuando su compañero se va de vacaciones o cae enfermo y no se puede pagar un sustituto.

Este sistema de sustituciones funciona para casos concretos pero es imperfecto. Eso fue lo que pasó en el juzgado de lo mercantil de Vigo, que inicialmente fue atendido durante dos días por la magistrada del Registro Civil por el turno natural. Sin embargo, la jurista solo podía hacerse cargo de tareas rutinarias debido a la complejidad de la materia mercantil por lo que fue necesario llamar al titular del mercantil número 1 de Pontevedra para que celebrase los juicios. A lo largo de su jornada, se trasladaba desde la ciudad del Lérez a Vigo y examinaba asuntos en el despacho o celebraba vistas. Adelantó bastante trabajo hasta que el pasado miércoles se incorporó el titular.

Recortes desde junio

La precaria situación se hubiese evitado si el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) tuviese fondos para contratar a sustitutos. En tal caso, un juez de reemplazo se haría cargo exclusivamente de la vacante para firmar documentos, celebrar juicios y dictar sentencias. Un caso ejemplar es el de la jueza sustituta de violencia sobre la mujer de Vigo que lleva medio año al mando del tribunal y toma decisiones sobre todo tipo de asuntos.

La razón para la que se ha agotado el presupuesto para los reemplazos es que este año cambió la normativa y el TSXG ya no puede contratar juristas a cuenta del presupuesto del próximo año sino que debe ajustarse a lo que le corresponde exactamente al ejercicio actual sin estirarlo. Algo que cogió por sorpresa a todos.

Votación
0 votos
Comentarios

Vigo recurre a jueces de Pontevedra para cubrir bajas por falta de dinero