«El Marco contribuyó a construir mi identidad como ciudadana viguesa»

La italiana presidenta de Amigos del Marco, Daniela Sarraíno, que lleva en Vigo 24 años, clama por el mantenimiento del proyecto

.

vigo / la voz

Prácticamente al tiempo que el Museo de Arte Contemporáneo de Vigo abría sus puertas a finales del 2002, se fundaba la Agrupación de Amigos del Marco, a partir de la aprobación de su reglamento interno por el patronato de la Fundación y de su ingreso como miembro titular en la Federación Española de Amigos de Museos (FEAM). Desde el principio, la italiana de Milán Daniela Sarraíno preside la entidad que vive con igual o mayor desazón que muchos vigueses, la idea de que Concello desvirtúe el modelo que el museo puso en marcha haciéndose un hueco más que notable en el panorama artístico del país. Su director, Iñaki Martínez, deja el cargo dentro de un mes y el colectivo «independiente, sin adscripción política y representante de la sociedad civil amante del arte», insiste, se ha sumado a las voces que claman por el mantenimiento del proyecto y por la apertura de un concurso público para el puesto de dirección.

-¿Por qué se han demorado tanto?

-Porque hemos confiado. Hemos estado esperando a reuniones del patronato y a que el alcalde, de forma concreta, nos dijera cuál iba a ser el futuro. Primero había que dar una posibilidad de diálogo. Pero no nos la han concedido.

-¿No será demasiado tarde?

-Nuestra voz no es política, es una voz libre que va a favor del arte y el tiempo no influye en ese sentido. No vamos en contra de nadie. Ha habido varias asociaciones y colectivos que se han movido. Nosotros hemos esperado a hacer un movimiento conjunto con todos los demás. Hemos tenido conversaciones con todos y es importante ir juntos porque vamos en la misma dirección, defendemos un proyecto que ha tenido una trayectoria exitosa que nos ha dado mucho a nivel intelectual e incluso emocional. Estamos movilizados y no solo en Vigo. Queremos que nuestra voz se oiga.

-¿Cree que el director del Marco tendría que haber dado un puñetazo en la mesa públicamente?

-No sé si hubiese conseguido algo de ese modo. Tengo muchas dudas al respecto. Lo que considero muy importante es que todas las voces están unidas y recordar que los primeros que se pronunciaron en ese sentido fueros los artistas.

-¿Qué le diría al alcalde o a las personas que le asesoran en este tema?

-Que están equivocados. Es un proyecto que ha funcionado tan bien, es un lugar emblemático que ya está en la memoria colectiva de todos los vigueses y tiene un significado muy especial, ha aglutinado a muchísimas personas. Allí se han generado nuevas relaciones sociales, formación e investigación. Toda la misión que el proyecto Marco tenía marcada la cumplió. ¿Cómo se puede deshacer y cancelar algo que de verdad ha tenido un contenido válido. En medio de tantos contenedores vacíos, el Marco aporta una imagen internacional para una ciudad moderna como siempre ha sido Vigo. Nos ha proyectado como urbe mucho más allá de lo que inicialmente imaginábamos.

-Como italiana amante del arte y afincada en Vigo, ¿qué le dio personalmente la puesta en marcha de algo así aquí?

-Me dio una enorme ilusión, mucha alegría y oxígeno. Para alguien como yo, acostumbrada a una ciudad muy dinámica culturalmente, su apertura fue como si tuviera aquí una pequeña parte de Milán en Vigo. El Marco contribuyó a mi identidad viguesa, que me pareció casi inexistente cuando llegué, hace 24 años. Era una de las cosas que me llamaba la atención.

-¿Si el Marco deja de ser lo que era, qué pasa con la agrupación?

-Lo hablaremos y lo decidiremos entre todos.

-¿Qué es lo peor que se le ocurre que puedan hacer con el museo?

-Un multiusos.

La agrupación recaba apoyos con una recogida de firmas en Internet

Cuando queda un mes para que el director del Marco deje su cargo, el colectivo ciudadano pegado al museo a través de cientos de actividades a lo largo de su historia lanza en las redes el comunicado «SOS Marco de Vigo. Por un Marco independiente», para «sensibilizar a la ciudadanía ante la grave situación de incertidumbre a la que se está enfrentando el museo». El texto intenta hacerse eco de la inquietud existente en el mundo de la cultura y en la propia ciudadanía respecto a la pervivencia del Marco como proyecto profesional e independiente, «y de un programa acorde con la trayectoria mantenida a lo largo de estos años».

Amigos del Marco ha puesto en marcha una recogida de firmas a través de la plataforma que acaba de activar en Internet en la dirección https://sosmarcodevigo.wordpress.com/ en la que también está el texto completo del comunicado en el que recuerdan que «en estos 15 años se han llevado a cabo 117 exposiciones con un promedio de 82.000 visitantes anuales, la gran mayoría de ellas con producción propia, y otras en colaboración con centros, museos e instituciones de Galicia, España y de ámbito internacional».

Las líneas de programación han abarcado desde la revisión histórica y movimientos artísticos del pasado reciente en Galicia, hasta muestras temáticas, individuales y colectivas, cuyo objetivo fue ofrecer y situar a la ciudad de Vigo, que lo acoge, como un referente en el mapa del arte contemporáneo.

Por otra parte, la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Vigo también ha emitido un comunicado de apoyo al Marco pidiendo que no haya interferencias políticas en la construcción de un proyecto que debe estar en manos de profesionales.

El colectivo. De la Agrupación Amigos del Marco forman parte 400 personas. «La mayoría son mujeres», subraya. El colectivo refuerza y dinamiza la actividad del Marco con visitas guiadas, cursos o viajes a otros museos.

 La 10ª de España. De 109 asociaciones de la FEAM, ocupa el puesto 10 por número de miembros por habitante.

Votación
7 votos
Comentarios

«El Marco contribuyó a construir mi identidad como ciudadana viguesa»