«Pedí un préstamo por 80.000 euros y diez años después debía 90.000»

La asesoría jurídica de la Federación de Vecinos logra que un juez falle a su favor

.

vigo / la voz

Sin comerlo ni beberlo, Francisco Lorenzo se vio inmerso en un proceso que nunca imaginó. Todo empezó con la contratación de un préstamo hipotecario multidivisas con Bankinter. Esto suponía que la referencia no sería el euro, sino el yen y el franco suizo, lo que se traducía en que si el euro fluctuaba a la baja con relación a esas monedas, cada vez debería más. Todo esto lo sabe ahora, después de mucho estudiar y de mucho buscar en Internet. Pero cuando suscribió el crédito no tenía ni idea de lo que le esperaba, ni entendía lo más mínimo del tema.

«Llegaron un día a la empresa a ofrecerlo, como si fueran enciclopedias, y me dijeron que pagaría 350 euros al mes. Entonces cancelé el que tenía con otra entidad por el que pagaba 500 euros. Nunca conté con que fuera un tema tan complejo ni con que me iba a subir la cuota de la hipoteca tanto. Pedí un crédito por 80.000 euros y diez años después debía 90.000», explica este vecino de Vigo. Para ser exactos, a día de ayer debía 84.000.

El único mes que bajó la cuota fue el primero. Después ya empezó a subir sin parar. «Es una hipoteca tan compleja que le afecta cualquier cosa, como el terremoto de Japón. Llegué a pagar 670 euros al mes. Gracias a que mis hermanos me ayudaron, porque lo pasé muy mal», apunta Francisco Lorenzo, quien ha tenido que buscar dos trabajos, a los que se suma el de su mujer, para poder pagar sin embargar su casa y al mismo tiempo poder dar de comer a sus dos hijas.

Cuando solicitó el préstamo no estaba muy ducho en Internet. Solo había cursado EGB, pero después logró terminar la ESO.

Entonces decidió ponerse manos a la obra y buscar información en la red. Descubrió que había una plataforma de afectados de préstamos multidivisas y que en total eran 70.000 en España. Las situaciones eran muy semejantes a la suya y algunos de los créditos coincidían en el tiempo con el suyo.

A través de la asociación vecinal del Casco Vello, de la que es socio, contactó con la Federación de Asociaciones de Vecinos Eduardo Chao, que le ofreció su servicio jurídico, en concreto con el letrado José Antonio Somoza. Presentó una demanda en el juzgado y ahora se ha emitido el fallo a su favor. No conoce la existencia de otro igual.

En el mismo se declara la nulidad parcial de la contratación de la hipoteca multidivisa en lo relativo a que «el endeudamiento de los actores no lo sea en moneda diferente al euro». Por tanto, las cuotas mensuales deben abonarse en moneda no diferente a euros.

Estipula, si fuera el caso, la devolución de las cuotas abonadas por aplicación de las estipulaciones que se denuncian. «Se declaran abusivas las cláusulas de establecimiento de comisión de apertura, comisión de reclamación de posiciones deudoras (cuotas vencidas y no pagadas) y de interés de demora, declarando así mismo, nulas las liquidaciones y cargos que se hayan efectuado en virtud de dichas cláusulas».

Francisco Lorenzo ha aprendido la lección, aunque no las tiene todas consigo al caber todavía recurso. «Ahora sé bien lo que es. Antes iba al banco a preguntar y me decían: ‘no te preocupes que es a largo plazo, luego fluctúa. Pero era para quitarme de encima, según he visto en el foro. También me habían puesto un asesor y a los dos meses me lo quitaron». Reconoce que ha tenido épocas insoportables en las que se acostaba debiendo 110.000 euros y se levantaba con 140.000. «Es una incertidumbre, un sinvivir, te sientes más solo que la una», concluye.

Votación
28 votos
Comentarios

«Pedí un préstamo por 80.000 euros y diez años después debía 90.000»