Consumo investigará la reventa de entradas para llevarla al fiscal si ve delito

El instituto gallego ha recibido denuncias de usuarios de Viagogo por precios abusivos

.

VIGO / la voz

El Instituto Galego de Consumo e da Competencia tiene constancia del malestar existente por la reventa de entradas a través de Internet a precios abusivos que nada tienen que ver con los oficiales. En Vigo ha recogido recientemente seis reclamaciones relacionadas con el portal Viagogo y en Pontevedra otras cinco.

«Vamos a hacer un estudio de la página y en caso de que detectemos algún tipo de irregularidad administrativa o de ilícito penal, daremos traslado a la Fiscalía», indica el jefe de servicio, Alfonso Diéguez. Las denuncias recibidas en ese organismo, dependiente de la Consellería de Economía, tienen que ver con los precios abusivos que se pagan a través de esa empresa. «Compran la entrada en Viagogo a un precio elevado y cuando se la remiten figura en ella el precio original de la taquilla, que es mucho más bajo. Entonces se dan cuenta del abuso. Igual pasa de 20 a 80 euros», añade.

Para evitar situaciones de este tipo, recomienda fijarse bien y comprar siempre en páginas oficiales. Diéguez explica que Consumo no es competente en esto, salvo que se dé ilícito penal, que sería cuando acudirían al fiscal.

Este tipo de portales se presentan como intermediarios entre vendedores y compradores de entradas, pero lo cierto es que las sospechas apuntan a que acaparan entradas directamente a través de las páginas oficiales y especulan con ellas, según explica el jefe de servicio.

El Instituto Galego de Consumo está intentando ponerse en contacto con Viagogo para mediar, pero hasta ahora las gestiones han resultado infructuosas al no haber recibido respuesta. El hecho de que la empresa sea Suiza y de no contar, que se sepa, con representante legal en España traspasa el ámbito de su competencia, máxime cuando no solo no es territorio español, sino que ni siquiera es de la Unión Europea. «Si tuviera un domicilio en la Unión Europea, lo remitiríamos al Centro Europeo del Consumidor, que está situado en Madrid, y podría gestionarlo», dice. Por eso recomienda que el usuario compruebe antes si la empresa está situada en España o en la Unión Europea. De lo contrario, está desamparado. La única posibilidad sería recurrir a enviar un escrito a la embajada de Suiza en España para que investigue. Se da el caso de países como China en los que la embajada es sensible a este tipo de reclamaciones.

Otra de las recomendaciones pasa por presentar siempre una denuncia en la comisaría de policía, con independencia de que se haga también en el Instituto Galego de Consumo, si sospecha que se trata de una estafa. Advierte que es fundamental si se quiere llegar a los juzgados.

Alfonso Diéguez aconseja comprar las entradas desde un ordenador, en lugar de hacerlo a través del teléfono móvil. Puede darse el caso de no ver toda la información en la pantalla de este último y de que esa información que se pierde sea la letra pequeña u otros datos fundamentales.

En lo que va de año la comisaría recibió 86 denuncias de supuestas estafas por Internet

Solo en lo que va de año, la comisaría de la Policía Nacional de Vigo ha recibido 86 denuncias por supuestas estafas a través de Internet en las que se ha utilizado tarjeta bancaria. Entre ellas las hay de todo tipo, pero, sobre todo, de compras que se hacen y que nunca se llegan a recibir.

Sobre la adquisición de entradas para espectáculos, «se han recibido un montón, pero la mayoría no son delito, porque en la parte de abajo incluyen la letra pequeña en la que te cargan conceptos», comenta un portavoz policial. Reconoce que no hay posibilidad de meterles mano porque, aunque no sea ético y haya un conato de engaño, no es ilegal si incluyen las cláusulas. Sin embargo, entiende que acabará por exigirse más claridad.

Se ha dado el caso de conciertos como el celebrado recientemente en España de The Rolling Stones, en el que las entradas eran nominales para evitar la reventa. Para acceder al recinto era imprescindible presentar el DNI.

Fórmulas como esta podrían extenderse para evitar la competencia desleal de portales de Internet que triplican el precio. Es el caso del concierto que ofrecerá el día 20 en el Teatro Afundación Silvia Pérez Cruz. Mientras que en el sitio oficial ataquilla.com se vendieron a 25,60 euros y ya están agotadas, en Viagogo aún se ofrecían ayer a 85,57 euros.

Otro caso relacionado con este tipo de prácticas fue el de un organizador de un concierto que antes de poner las entradas a la venta logró comprarlas en un portal de reventa. La consecuencia no fue otra que la presentación de una denuncia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Consumo investigará la reventa de entradas para llevarla al fiscal si ve delito