Ningún alumno de Vigo comparte bus escolar con pasajeros de líneas regulares

En ciudades como Pontevedra, Ferrol, Lugo u Ourense escolares y usuarios de transporte público sí que viajan juntos


vigo / la voz

El ruido de los martillos y taladros que ultimaban la puesta a punto de los colegios fue sustituido ayer por el bullicio y algún que otro lloro de los alrededor de 100.000 alumnos que estrenaron el curso escolar en el área metropolitana de Vigo. La principal novedad de este arranque no está en las aulas, sino en las rutas hacia los colegios, en los que muchos alumnos compartieron autobús con pasajeros de líneas regulares. En el término municipal de Vigo, ningún estudiante comparte asiento con usuarios convencionales, pero en el área metropolitana son más de cuarenta las líneas compartidas. También en varias de las principales ciudades de Galicia, como Pontevedra, Ferrol, Lugo y Ourense; comenzó a funcionar este novedoso sistema de transporte compartido.

De las 513 líneas compartidas que hay en Galicia, la provincia aglutina 105 y el 51,5 % de ellas pertenecen al área metropolitana de Vigo. El ayuntamiento con mayor número de autobuses compartidos es Salvaterra do Miño que cuenta con una docena de líneas, una cifra que solo alcanzan en Sanxenxo. El sistema también funciona en A Cañiza, Covelo, Crecente, Mondariz, Mos, O Porriño, Ponteareas, Redondela, Salceda de Caselas, Soutomaior y Moaña. Entre las nueve líneas de las que disponen en este municipio, una pertenece al CEIP Seara en el que este tipo de transporte se estrenó ayer «sin incidencias», confirman desde la asociación de padres. Los alumnos llegaron al centro en hora y para velar por la seguridad de los menores, una patrulla de la Guardia Civil estuvo vigilando la llegada de alumnos al centro.

Sin embargo, la mayor parte de las rutas compartidas todavía entrarán en funcionamiento el próximo día 15, con el inicio del curso en los institutos de educación secundaria.

Relacionado con el autobús escolar, tres centros públicos del rural vigués iniciaron el curso sin el transporte que pone la Xunta. Las asociaciones de padres reclamaron la implantación de una línea pero la consellería la denegó, por lo que los padres tuvieron que recurrir a la contratación de un servicio privado. Sin embargo, y a pesar de la ayuda de la Xunta, en el CEIP Eduardo Pondal, en San Paio, tuvieron que renunciar a esta vía porque las tarifas eran inasumibles para las familias. El mayor número de escolares en los otros dos centros que padecen el mismo problema, CEIP Mosteiro (Bembrive) y CEIP Paraixal (Teis), hizo que el precio por alumno del transporte privado fuese más bajo, con lo que la contratación por parte de las ANPA salió adelante.

En Vigo, el Concello puso ayer en marcha el plan de tráfico para colegios. Una medida consistente en la reserva de aparcamiento, en horario de entrada y salida de los alumnos, en las inmediaciones de 36 centros escolares para que los padres puedan aparcar sus coches sin problemas. El Concello tiene entre sus planes ampliar este programa a otros centros y ampliar la dotación de agentes de la Policía Local para evitar retenciones de tráfico y vigilar que se respeten las zonas reservadas para los padres.

Con el objetivo de mejorar las instalaciones de algunos centros, el Concello de Vigo llevó a cabo este verano diversas obras en colegios por un valor superior a 600.000 euros. Ampliaron el comedor del CEIP Sello, en Cabral y reformaron los baños del Eduardo Pondal, Balaídos, Emilia Pardo Bazán, Igrexa Valadares, Escultor Acuña, Santa Tegra-Teis, Canicouva-Castrelos, Lope de Vega o Seis do Nadal; entre otras actuaciones menores. Además, está prevista la inversión de otros 600.000 euros para cubrir los patios de los colegios Carballal de Cabral, Virxe do Rocío de Bouzas y Canicouva de Castrelos.

Los alumnos de primaria del CEIP Castelao de Navia pierden dos días de clase por obras

 

m. o.

Los alumnos de infantil y primaria ya están metidos de lleno en la rutina escolar. Todos menos los del CEIP Castelao de Navia, a los que las obras de ampliación que se están realizando en el centro les impidieron iniciar las clases con normalidad. Desde la asociación de padres alertan de que las aulas todavía no están en condiciones óptimas para acoger a los estudiantes, que el comedor no está acabado y que el polvo generado por los trabajos pone en riesgo la salud de los menores. Aseguran desde este colectivo que el inspector les concedió permiso de dos días para retrasar el arranque del curso. Sin embargo, tienen previsto una reunión para esta mañana en la que valorarán si la situación ha mejorado y si se reúnen todas las garantías de salud y seguridad para los escolares.

El Concello envió ayer a un batallón de limpieza para agilizar el acondicionamiento del colegio y que los alumnos puedan acudir a clase con normalidad.

Aunque las obras solo afectan a las aulas de educación primaria, fueron numerosos los padres de alumnos de infantil que no enviaron a sus hijos a clase en solidaridad con el malestar de la comunidad.

El curso arranca con 23.794 matriculados en la ciudad, 301 alumnos menos que el año pasado

 

 

El nuevo curso escolar ya está en marcha, pero el número de alumnos en las aulas es ligeramente inferior al que iniciaba las clases el año pasado por estas mismas fechas. Salvo excepciones como en Cangas, en el que el crecimiento de matriculados es notable, el descenso del alumnado es generalizado en toda la provincia. En Vigo, se pasan de los 24.095 del curso anterior a los 23.794 del recién inaugurado, la mayoría en centros concertados, tanto en educación infantil como en primaria. También en la enseñanza privada se perdió una veintena de alumnos. No obstante, el número de matriculados en educación especial en toda el área metropolitana pasó de los 315 del año pasado a 346 del presente ciclo, perteneciendo la mayor parte de ellos a la enseñanza concertada.

El ayuntamiento de Cangas es el que experimenta la mayor subida del número de matriculaciones. En el curso anterior contaba con 583 alumnos de primaria y 223 de infantil en la enseñanza pública. Este año, el número de alumnos se multiplicó por dos. Además, también aumentó el número de alumnos en los centros concertados, que es de 794 en infantil y primaria.

A pesar de que en Vigo cayó el número de alumnos, aumentó sutilmente la matriculación en educación especial, que pasa de los 233 del año pasado a los 240 del actual. Pero con una diferencia, el año pasado todos estaban matriculados en centros concertados y esta vez, la mitad pertenecen a la enseñanza pública.

En el área metropolitana, los municipios que cuentan con un mayor número de alumnos en sus colegios son: Redondela, con 2.125 alumnos por los 2.174 del año anterior; Cangas, con 2.341; Ponteareas, con 2.075; Moaña, con 1.484.

Uno de los colegios vigueses que cuenta con más alumnos es el Apóstol Santiago jesuitas, que ayer inauguró el curso con 900 niños en sus aulas de infantil y primaria. El próximo viernes, con los escolares de ESO y Bachillerato ya incorporados, tendrá lugar el acto de apertura del curso, que este año lo protagonizará el exalumno, Xabier Labandeira, experto en economía ambiental, energética y activista en la lucha contra el cambio climático. Los 1.574 alumnos y un centenar de profesores hacen de este centro el más grande de Vigo.

Xunta y Concello inauguran el curso a la vez pero en diferentes colegios

 

 

El delegado territorial de la Xunta en Vigo, Ignacio López Chaves, inauguró ayer el curso escolar en el CEIP Canicouva acompañado de la portavoz del grupo municipal del PP, Elena Muñoz, y los concejales Miguel Fidalgo y Teresa Egerique. Al mismo tiempo, pero en el CEIP A Paz Tintureira de Coruxo, el alcalde de Vigo, Abel Caballero, hacía lo propio. Algo que provocó el malestar del López Chaves que acusó al regidor de «boicotear» el acto de la Xunta, al que estaba invitado pero no acudió. «Siempre que planteamos un proyecto tenemos el boicot del gobierno municipal», denunció haciendo alusión a la candidatura de las Cíes o al Hospital Álvaro Cunqueiro.

El regidor cargó contra la Xunta por su «falta de diligencia» en una vuelta al cole en la que no se remataron a tiempo las obras en el Castelao de Navia, ni se les concedió transporte escolar a tres centros. Y advirtió de los recortes en personal y líneas de transporte en la escuela infantil de Hernán Cortés.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Ningún alumno de Vigo comparte bus escolar con pasajeros de líneas regulares