Los abusos bancarios acaparan ya el 11 % de las demandas que se ponen en Vigo

Más de un millar de casos promovidos por hipotecados y 123 por inversores en solo tres meses


vigo / la voz

Las quejas contra las prácticas bancarias abusivas cobran cada vez más protagonismo en los juzgados de Vigo. Entre los litigantes figuran los hipotecados que reclaman al banco que les devuelva los intereses de las cláusulas suelo o los gastos de formalización que les cobró de más, ahorradores atrapados por la compra de preferentes o subordinadas e inversores cuyo valor de sus acciones y bonos se esfumó misteriosamente de un día para otro.

Unas prácticas abusivas que durante años estuvieron amparadas por un código civil anclado en el siglo XIX hasta que, recientemente, el Tribunal de Justicia de la UE, con sede en Luxemburgo, declaró nulos estos contratos que vulneraban los derechos del consumidor. Antes de la crisis, el hipotecado que iba a ser desahuciado no tenía la oportunidad de ser oído en los tribunales para oponerse o paralizar su desalojo. Ahora, los afectados pueden retrasar su expulsión o recalcular su deuda tras eliminar las cláusulas abusivas.

Las reglas del juego han cambiado a favor del consumidor y el resultado ya se empieza a ver en los tribunales de Vigo. Una de cada diez demandas que se presentan en los juzgados de lo civil de Vigo son pleitos contra abusos bancarios. En apenas tres meses, desde que este tipo de litigios se empezaron a contabilizar, la oficina de reparto ha registrado 1.013 demandas promovidas por hipotecados para reclamar a su banco cantidades cobradas de más y otras 123 presentadas por inversores y otros afectados.

En total, los bancos de Vigo afrontan desde junio 1.136 pleitos por supuestas prácticas abusivas con sus clientes, lo que supone el 11 % de las 10.217 demandas presentadas en lo que va de año en los catorce juzgados de lo civil de Vigo. La mayoría de los expedientes acaban en la mesa de la jueza de refuerzo que desde junio estudia las peticiones de afectados de toda la provincia para anular las cláusulas suelo.

Dado que agosto es un mes inhábil en los juzgados de lo civil, todo apunta a que a primeros de septiembre entrará otra avalancha de pleitos contra las prácticas bancarias.

Los pleitos por deudas tocan fondo

Los tribunales de Vigo también sirven como termómetro de la situación económica de la ciudad. Algunos indicadores muestran si ha resurgido la actividad económica o si el sur de la provincia está inmerso en una crisis. Algunas señales son las demandas cambiarias (por cheques impagados) y los juicios monitorios (por reclamación de deudas).

En el caso de los pleitos por cheques y letras de cambio impagados, la tendencia es al alza. Hay que tener en cuenta que cuando empezó la crisis, las empresas proveedoras de la construcción cerraban una detrás de otra porque se quedaban sin liquidez al no poder cobrar los cheques, que carecían de fondos. Fue una quiebra en cadena. En el 2014, se tramitaron por estas fechas 66 litigios cambiarios pero en el 2016, tocó fondo con 17. Ahora, hay 23, que es aún una cifra muy baja.

El otro indicador es el número de procesos exprés por reclamación de deudas asociadas al consumo. Generalmente, los emprenden empresas de telefonía y compañías eléctricas que reclaman a sus clientes morosos el cobro de recibos del móvil o la luz. Gran parte de la deuda fue comprada por firmas especializadas en cobrar recibos impagados. Este tipo de demandas también son interpuestas por los hipermercados o grandes almacenes contra clientes que hicieron uso de la tarjeta de crédito del establecimiento sin abonar su compra.

En el 2014, a finales de agosto había casi 4.000 demandas monitorias en marcha. En el 2015, se redujeron a 3.428, y el año siguiente siguió la tendencia a la baja. A día de hoy, la cantidad de pleitos de este tipo se ha desplomado a solo 2.685, un 31,9 % menos que hace cuatro años. Una buena señal de que los vigueses están menos endeudados.

Despachos de Vigo automatizan sus formularios

La carrera entre los despachos por captar demandas de los clientes de banca ha llevado a usar las técnicas más avanzadas de Internet. Por un lado, bufetes online como Reclamador.es ofrecen la posibilidad de rellenar en su web el formulario de la demanda y enviarles la documentación. Es el mismo sistema que usan los pasajeros para pedir indemnizaciones por los retrasos en los vuelos o extravío de maquetas. El sistema de bufete automatizado ha inspirado a despachos tradicionales de Vigo. Es el caso de Asesority, especializado en reclamaciones bancarias, que ha dado un paso para hacer más fácil el estudio de los casos. El cliente entra en su web, rellena un formulario donde aporta sus datos y dirección de correo electrónico, concierta una cita y envía la documentación por Internet. Finalmente, otros grandes despachos de Vigo como ABC han sido capaces de absorber centenares de demandas, por ejemplo, en el caso del cártel de los fabricantes de camiones.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Los abusos bancarios acaparan ya el 11 % de las demandas que se ponen en Vigo