«No creo que mi denuncia de maltrato favorezca tus ambiciones políticas»

Revocan la condena a un vigués por vejaciones machistas porque su expareja lo chantajeó

.

vigo / la voz

La cuarta sección de la Audiencia de Pontevedra ha revocado la sentencia que condenó a un vigués en noviembre del 2016 por haber injuriado a su expareja con insultos machistas. Él fue condenado por un delito leve de injurias y vejaciones injustas a diez días de localización permanente y arresto domiciliario pero apeló a la Audiencia al considerar que su exnovia le denunció por motivos económicos y mediante coacciones. Y, ahora, la Audiencia no solo le da la razón sino que reprocha a la jueza de malos tratos que hiciese un examen «sesgado» de la prueba y obviase el contenido de un burófax donde la mujer amenazaba con arruinar el futuro político de su exnovio si no le daba dinero.

El pleito se remonta al 24 de julio del 2016 cuando el hombre, tras romper su relación en junio, le dijo a la exnovia que se marchase de su casa mientras, según la sentencia ahora revocada, profería insultos machistas hacia ella. La mujer se marchó con una sola maleta de forma repentina y volvió días después acompañada de una amiga a recoger el resto de los enseres, de los que solo recuperó parte. La jueza vio el relato «coherente y vehemente» y dictó la condena en noviembre del 2016. También permitió a la denunciante volver a la casa a recuperar esos bienes u obtener una indemnización.

El condenado apeló al considerar que la jueza no había valorado todas las pruebas. Los magistrados de la Audiencia le dan la razón y han revocado la condena porque no pueden descartar que la denunciante actuase por motivos ajenos al maltrato y claramente económicos, por lo que dudan de su credibilidad. Queda la duda de que, en realidad, pudo querer chantajear a su expareja con llevarlo al juzgado y arruinar su prestigio y ambiciones políticas. Por este motivo, invalidan el testimonio de la víctima como prueba de cargo y absuelven al vigués.

Los juristas de Pontevedra han encontrado indicios de posibles coacciones y reprochan a la jueza de malos tratos que los pasase por alto y se fiase casi en exclusiva del testimonio de la denunciante. Echa en falta un examen crítico de las pruebas. A la Audiencia le llama la atención que, la exnovia, tras ser expulsada de casa, enviase el siguiente mensaje por burofax al hombre: «Si el 27 de julio no tengo el dinero y mis cosas sigo con la denuncia por malos tratos y no creo que a tu prestigio y a tus ambiciones políticas le favorezcan una denuncia por malos tratos».

El tribunal de apelación se pregunta cómo la jueza de violencia sobre la mujer número 1 de Vigo (la que firmó la sentencia en noviembre del 2016) pasó por alto dicho mensaje. Sostiene que la magistrada estudió el conjunto de pruebas de forma «errónea y sesgada» porque «no analiza ni valora, en su integridad» el burofax. Recalca que de su contenido «se desprende una clara coacción» de ella al hombre y no solo se limita a incluir la lista de objetos a reclamar. Un detalle clave del que la jueza «ni siquiera hizo mención».

El tribunal señala que aunque hubiese quedado acreditado que el hombre insultó a su exnovia, el hecho de retener sus cosas no es delito de vejación injusta. Añaden que la sentencia ni siquiera enumera los bienes a devolver.

La Audiencia reprocha a la jueza de malos tratos que valorase pruebas de «forma sesgada»

Votación
14 votos
Comentarios

«No creo que mi denuncia de maltrato favorezca tus ambiciones políticas»