La escudería universitaria ya busca estudiantes para el cuarto bólido

El monoplaza de este año competirá en los circuitos de Hockenheim y Montmeló

.

vigo / la voz

El asfalto de Rosalía de Castro fue elegido ayer para hacer rugir el motor del UM17, el tercer bólido de la Universidad de Vigo.

Su presentación en sociedad, que se hizo esperar debido a un cable inoportuno, tuvo lugar en medio de gran expectación por ver lo que se escondía bajo la cubiera. El 90 % de las piezas que lo integran proceden de industrias situadas en un radio de entre diez y veinte kilómetros.

La escudería UVigo Motorsport acudirá a la Fórmula Student, la competición universitaria más importante del mundo, algo así como la Fórmula 1 del ámbito estudiantil. El bólido se estrenará en el circuito de Hockenheim (Alemania) entre los días 7 y 13 de agosto y posteriormente estará en el de Montmeló (Barcelona), en concreto del 23 al 27.

Entre las principales novedades con relación a sus antecesores figura el motor Kawasaki ER6-F de 650 centímetros cúbicos, más robusto y fiable, un chasis híbrido y un monocasco de fibra de carbono en la parte delantera que protege mejor al piloto al tener más rigidez y a la vez menor peso, según explicó Juan Villar, jefe del equipo. En total está integrado por veintiséis estudiantes, la mayoría de Ingeniería Industrial, y alguno de Minas. En palabras de Villar, el monocasco «es fruto de la formación que recibimos en la Universidad de Vigo y también de la potencia de la industria de la zona».

Lo que surgió como una idea de tres alumnos ha ido cogiendo fuerza hasta el punto de convertirse en un proyecto consolidado. «Ahora vamos a por el cuarto. En septiembre haremos una ampliación para que entren nuevos alumnos en la escudería. Cualquiera se puede presentar, pero estamos centrados en ingeniería. La idea es expandirnos. En algunas universidades tienen hasta responsables de prensa, agentes económicos...», indica el jefe de equipo.

La presentación tuvo lugar en la nueva rotonda de Rosalía de Castro, en cuya fuente se proyectaron vídeos sobre los trabajos desarrollados para la realización del monoplaza. Entre los patrocinadores de la iniciativa figura el Concello, que aporta 15.000 euros, y Zona Franca, con 6.000, además de una serie de empresas del entorno.

El alcalde, Abel Caballero, no solo comprometió su apoyo para futuros proyectos, sino que anunció que aumentará la aportación económica.

El rector, Salustiano Mato, calificó como «ejemplo que dignifica nuestra imagen», el trabajo de los estudiantes y dio las gracias a los patrocinadores por contribuir a poner Vigo en el mundo con este tipo de actuaciones. Para el director de la Escuela de Ingeniería Industrial, Juan Pardo, el monoplaza «es una señal de la ciudad que nos identifica cuando vamos por ahí adelante».

Votación
2 votos
Comentarios

La escudería universitaria ya busca estudiantes para el cuarto bólido