Las tarjetas de residentes para aparcar en zona azul se disparan

En la actualidad ya son 546 los conductores que disfrutan de los descuentos


vigo / la voz

El estacionamiento en zona azul con tarjeta de residente se ha disparado en los últimos tiempos. Lo demuestra el hecho de que en la actualidad ya sean 546 los conductores que disfrutan de este sistema. La cifra es muy superior a la contemplada en el estudio económico financiero del Concello. Según figura en el documento oficial, el nivel medio de ocupación de las 2.170 plazas de zona azul de Vigo es del 66,62 %, de las que el 95,16 % corresponde a la utilización general y solo el 4,84 % a los residentes, un porcentaje mucho más bajo.

En el aumento de tarjetas tiene que ver el ahorro que supone el estacionamiento. Si se paga de forma individual cada vez que se estaciona el precio es de 0,35 euros por dos horas frente a 1,45 que cuesta la tarifa normal. Además, existen abonos trimestrales y anuales para residentes por 34 y 98 euros respectivamente.

Por zonas, la más utilizada con este tipo de tarjetas es la correspondiente a las calles Ecuador, Venezuela, Progreso, Don Bosco, Placer y, en general, el barrio de Casablanca, entre la estación de Urzaiz y El Corte Inglés.

La acreditación como residente no solo da derecho a estacionar con descuento en la calle en la que está situado el domicilio, sino también en otras de las inmediaciones. Es el caso de un ciudadano con residencia en la zona del Hospital Povisa. Puede aparcar en Pintor Colmeiro, Zaragoza, Barcelona, Tarragona, Zamora y parte de Álvaro Cunqueiro, todas de la zona siete.

Otro ejemplo es el de la zona ocho, que incluye Regueiro, Gerona, Laxeiro, parte de Cunqueiro, Alfonso X, Menéndez Pelayo, José Frau, Pintor Lugrís y López Mora.

El distintivo de residente en zona azul se puede obtener para un vehículo en propiedad, de alquiler o de empresa. Para conseguirlo es necesario estar empadronado en la ciudad y haber pagado el impuesto de circulación de vehículos de tracción mecánica en el Concello o disfrutar de exención. La solicitud se puede presentar en el registro municipal o enviarla por correo electrónico. Una vez que la administración local compruebe que los datos que constan en la instancia son ciertos, expedirá la tarjeta.

El servicio de la zona azul se encuentra en la actualidad en fase de adjudicación tras caducar la anterior. La concesión, licitada por 23,4 millones, se hará por diez años, prorrogable a otros dos. De momento se ha procedido a la valoración técnica de las ofertas presentadas, en las que las empresas están bastante igualadas. De hecho, ofrecen servicios muy parecidos, como la posibilidad de reservar plaza de estacionamiento a través del teléfono móvil e incluso de ampliar el tiempo por este mismo sistema.

Otra mejora afecta de lleno a los trabajadores y tendría que ver con la comprobación del tiempo de estacionamiento y el de pago. El control actual de tipo manual con libreta y lápiz será sustituido por otro telemático.

Algunas empresas incluyen también la posibilidad de conocer de antemano las plazas libres que hay en cada zona.

Sin embargo, los trabajadores no se fían de todo lo que figura en el papel y recuerdan que los teclados de las máquinas actuales nunca se llegaron a poner en marcha. Dudan también de las ofertas más bajas porque temen que se traduzcan en la reducción de plantilla y en la subida de las tarifas a los usuarios. La Xestión de Estacionamiento Regulado (XER) tiene en total cuarenta vigilantes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Las tarjetas de residentes para aparcar en zona azul se disparan