La federación vecinal de Vigo urge al Concello una solución para la sobrecarga de Benestar Social y del albergue

Alertan de que el hospedaje municipal echa a la calle a los usuarios que se quedan sin cama

.

Vigo / La Voz

La sobrecarga del albergue municipal y los retrasos en la atención del servicio Benestar Social centraron las críticas de la Federación de Asociaciones Vecinales de Vigo Eduardo Chao hacia el Concello. Su presidenta, María Pérez, alertó ayer de los problemas de vivienda que padecen muchos vigueses y que el departamento municipal no resuelve con diligencia. Asimismo instan al Concello a acogerse al programa Vivendas Baleiras de la Xunta para dar una salida a las familias desahuciadas. «Ya tenemos propietarios interesados en inscribir sus viviendas, en Vigo tendría éxito», asegura Pérez.

Denuncian que el aforo del albergue municipal suele completarse y que aquellos que se quedan sin cama son expulsados quedándose en la calle o, en algunos casos, derivándolos a inmuebles en condiciones infrahumanas. «El jueves dos personas fueron expulsadas y se quedaron deambulando toda la noche, el viernes pasó lo mismo y los acogimos en una de las tiendas de la plaza do Rei», explica Juan Carollo, uno de los campistas contra la pobreza de la plaza del concello. En este sentido, critican que el intercambia de usuarios entre el albergue municipal y el de Teis no funciona porque el hospedaje de los Hermanos Misioneros solo permite pernoctar durante 10 noches al mes, alegan.

Vecinos, asociaciones, sindicatos y oposición se quejan porque presentaron una solicitud conjunta para visitar el albergue municipal y conocer de primera mano los problemas pero todavía no fueron autorizados. Además, tenían prevista una reunión para la tarde de ayer para elaborar otra instancia que remitirán al gobierno local para que se adhieran al programa Vivendas Baleiras, en el que son los propietarios los que ceden sus pisos vacíos para que los ocupen familias sin hogar.

Sobre las condiciones laborales de los asistentes del servicio de Benestar Social y haciéndose eco de la información publicada por La Voz la semana pasada en relación a la saturación del servicio y a la falta de seguridad ante los usuarios problemáticos, María Pérez, pidió al Concello la ampliación de la plantilla y que se refuerce la seguridad con presencia policial. «Están jugando con las personas», protestan Pérez y Carollo, asegurando que se siguen produciendo desahucios en Vigo y que la tardanza en la atención en Servicios Sociales agrava todavía más la situación de las familias.

Por otro lado, anunciaron que presentarán enmiendas contra la subida de impuestos.

Votación
6 votos

La federación vecinal de Vigo urge al Concello una solución para la sobrecarga de Benestar Social y del albergue