Tercera casa


Air Nostrum tiene en Vigo su tercera casa. Así lo aseguraba esta semana Carlos Bertomeu, presidente de la compañía que es también franquicia de Iberia para vuelos regionales. Porque Peinador, tras Barajas y Valencia, es ya el aeropuerto donde más líneas tiene operativas esta empresa. En total son doce rutas, con nueve directas de carácter nacional (Alicante, Bilbao, Gran Canaria, Ibiza, Málaga, Menorca, Palma de Mallorca, Sevilla y Valencia) y tres internacionales (Londres-Luton, París y Roma). La oferta completa de plazas es de 62.000, que suponen un incremento del 30% con respecto al año anterior. Los números les hacen prever una subida del 40 % en el número de pasajeros.

A Air Nostrum le va bien en Vigo. Y a Vigo le va bien con Air Nostrum, porque te puedes ir a Roma por menos de 100 euros. A los que solo hay que sumar los 87 céntimos del Vitrasa. Si subes y bajas el taxi, te sale más caro que el avión.

Otro tanto sucede con Ryanair, que también llena sus aviones. Y con Iberia y Air Europa, con las que harían falta más plazas hacia Madrid.

¿Y todo esto ocurre porque hay ayudas? No. Sucede porque hay pasajeros. Contratos con las compañías hay en casi todos los aeropuertos de Europa, con Oporto a la cabeza. El tema es que en Vigo está la gente. Y lo que constituía un suicidio era hacer competir dos aeropuertos gallegos situados a menos de 50 kilómetros y en la misma provincia. Peinador, en cambio, sirve a la mayor ciudad de Galicia.

Así que no es extraño que la oferta funcione. Cuando hay aviones, se llenan. Porque, a diferencia del crimen del AVE, los servicios deben estar donde están los usuarios.

Votación
1 votos
Comentarios

Tercera casa