Patrimonio


Las islas Cíes esperan ser Patrimonio de la Humanidad. Pero la línea 15 A de Vitrasa merecería un título similar. Estos días de playa, presta servicio con un oruga, que regresa de Samil cargado de pasajeros apretujados y sofocados todos por el calor. El resultado es que, antes de llegar a las Traviesas, ya puede ser declarado Patrimonio del. Olor a Humanidad.

Si tienes la mala suerte de pillarlo en la Gran Vía, y no te percatas de que es el autobús que viene de las playas, te arriesgas a sufrir un desmayo. Y no resulta creíble que jamás ningún pasajero haya hecho la ruta completa. Desde Samil hasta Cabral hay casi 14 kilómetros. Y es dudoso que el cuerpo humano esté preparado para recorrerlos en el 15A sin oxígeno.

La concejala Chus Lago, que ha coronado ocho miles y ha conquistado la Antártida, debería probar este nuevo deporte de riesgo. Esperar en Samil, subirse al Vitrasa y desembarcar en Ramón Nieto. Eso tiene más mérito que el Leopardo de las Nieves.

El pasado miércoles, Vitrasa amplió su servicio a las playas, como es habitual cada verano. La C3 y la L23 llegan ahora hasta Samil. Y la L4C va hasta O Vao. Sin embargo, hay horas en las que el servicio es francamente insuficiente. La gente atesta los autobuses, apelmazada como sardinillas en una lata de Alfageme.

Así que, dejaremos aquí una sugerencia. En lugar de ampliar líneas, que ya tienen su propio servicio, ¿no sería bueno crear lanzaderas desde Samil a plaza de América? Serían más rápidas y más frecuentes. Y el usuario lo agradecería. Aunque para ello tuviésemos que sacrificar el título oficioso: Patrimonio del Olor a Humanidad.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Patrimonio