Caballero avisa de que Vigo castigará a la Xunta si desprecia la candidatura de las Cíes

El regidor advierte en el acto del Día de Galicia en Castrelos que no consentirá ser la única gran ciudad de España sin AVE

alcalde preside los actos del día de Galicia en Vigo alcalde preside los actos del día de Galicia en Vigo

Vigo / La Voz

Vigo celebró ayer el Día de Galicia en el pazo de Castrelos. No faltó la música ni los aperitivos en una jornada marcada por el tradicional discurso del alcalde, Abel Caballero, que esta vez pronunció una enérgica defensa de la ciudad. Ensalzó sus valores históricos, alabó el modelo urbano y amenazó con castigar a aquellos que osen amenazar las dos grandes metas de su gobierno: convertir a las islas Cíes patrimonio de la humanidad y conectar Vigo y Madrid con una línea ferroviaria directa y de alta velocidad. «Os tempos nos que se podía maltratar a Vigo remataron para sempre», advirtió el regidor de forma velada a la Xunta y al Estado.

En los jardines del pazo Quiñones de León, pasadas las 20.00 horas y con la presencia de decenas de representantes de todos los estamentos de la sociedad viguesa, la coral Casablanca inauguró el acto con la interpretación de dos piezas. El presidente de la Real Academia Galega, el vigués Víctor Freixanes, se encargó de recitar un bando en el que repasó los últimos años de la ciudad, de cómo Vigo capitaneó la travesía de Galicia hacia la modernidad. «Cidade para construír e sementar, sempre a abrir os brazos aos que chegan, porque todos somos Vigo, e sendo Vigo somos Galicia, esta Galicia moderna, aberta que hoxe celebramos e reivindicamos», entonó el exdirector de la editorial Galaxia.

Su loa a Galicia y a Vigo dio paso al discurso de Caballero. El mandatario socialista escogió una jornada tan señalada como el Día de Galicia para pronunciar un alegato en defensa de la ciudad. «Vigo está a marcar o seu rumbo», remarcó el regidor para poner en valor el modelo de humanizaciones que marca el desarrollo urbanístico de una urbe «que agora se erixe en modelo a seguir». También quiso acordarse de las víctimas de la crisis. «Nunca se ía deixar a ninguén tirado», dijo después de enumerar políticas como las del cheque social, alquileres para evitar desahucios o medidas contra la pobreza energética.

Pero donde puso el acento Caballero fue en la defensa de las Cíes y su carrera para ser patrimonio de la humanidad. «Non valen embustes nin trampas», advirtió al gobierno de Feijoo que presentó sin contar con el Concello la candidatura conjunta de todo el parque nacional de las Illas Atlánticas a la lista de la Unesco. Amenaza el alcalde con «castigar, agora si, cando se nos despreza». El gobierno local se tomó como un agravio la actuación de la Xunta, que siempre defendió una candidatura conjunta del parque, pero no contó con el trabajo que el Concello había realizado en los últimos cuatro años, aunque nada de manera oficial. Fue el PP de Vigo el que trató de tender puentes al promover una modificación con la que las Cíes pasaron a encabezar la candidatura autonómica.

El respaldo social conseguido en las últimas elecciones alienta a Caballero para defender con más fuerza demandas como la variante del AVE por Cerdedo. «Queren que Vigo sexa a única gran cidade de España sen tren de alta velocidade e equivócanse», avisó el regidor que quiere «tender a man a unha nova Galicia na que cada un ocupe o seu lugar sen os privilexios de tempos antigos», concluyó el regidor vigués.

Votación
9 votos

Caballero avisa de que Vigo castigará a la Xunta si desprecia la candidatura de las Cíes